Géneros

27 junio, 2019

Las mujeres de Santa Clara del Mar deben viajar 60 km para hacer una denuncia

En la pequeña ciudad balnearia que se encuentra cerca de Mar del Plata, las víctimas de violencia de género deben recorrer varios kilómetros para poder hacerse escuchar y exigir que el Estado las proteja.

En la pequeña ciudad balnearia que se encuentra cerca de Mar del Plata, las víctimas de violencia de género deben recorrer varios kilómetros para poder hacerse escuchar y exigir que el Estado las proteja.

Es difícil creer que se pueda hablar de erradicación de la violencia contra la mujer, o de “Ni una menos”, sino se empieza por algo básico y esencial como el acceso a la justicia. El primer paso para eso es garantizar la posibilidad de radicar una denuncia.

En ese sentido, las mujeres que viven en Santa Clara del Mar, y otras localidades del Partido de Mar Chiquita se ven vulneradas en ese derecho ya que deben recorrer hasta 60 kilómetros para llegar a la Comisaría de la Mujer que se encuentra en Coronel Vidal.

La distancia conlleva una serie de problemáticas. Llegar hasta la Comisaría es uno de los más importantes obstáculos que se presentan, ya que no existe transporte público, sino que tienen que tomar una combi que sale a la mañana y vuelve al mediodía, y tiene un costo de 350 pesos. Asimismo, al encontrarse tan lejos, debe destinar mucho tiempo y tener en cuenta la duración del viaje de ida, de vuelta, más la espera en el lugar.

Esto supone un inconveniente ya que la mayoría de las veces las víctimas solo pueden hacer la denuncia cuando su pareja (más del 90% de los agresores son parejas o exparejas) no se encuentra en la casa.

Por último resta señalar, que muchas veces deben llevar a sus hijos e hijas porque no tienen con quien dejarlas, aumentando el costo del traslado.

Esta situación de desamparo, hizo que la organización “Mujeres en Lucha – Mar Chiquita” llevara adelante una campaña para que en Santa Clara del Mar se instale una Oficina de Atención a las Víctimas de Violencia de Género, la cual funcione de manera descentralizada de la Comisaría de la Mujer.

En entrevista con “El Pueblo se Hace Escuchar” por Radio De La Azotea FM 88.7, Lizzi López Osornio, referente de la organización, expresó la importancia de esta inciativa. “La decisión de denunciar a quien puede ser su actual pareja, no es algo que pueda ser planificado, muchas veces son decisiones muy difíciles de tomar, y que cuando así lo hace la víctima, se debe actuar de manera urgente y brindarle la contención y acompañamiento necesario”, sostuvo.

Desde julio del año pasado, se viene hablando con las autoridades municipales, de la Comisaría de la Mujer y de la Superintendencia de Políticas de Género de la Provincia para que por fin se instale la tan ansiada Oficina. Luego de investigar y saber que el municipio cuenta con un inmueble a disposición, se había pactado que para diciembre del año pasado iba a estar funcionando. Pero el tiempo fue pasando y bajo el pretexto de no contar con presupuesto necesario, sigue sin abrirse a pesar de las promesas.

Lo que desde la organización sí pudieron saber fue que en el presupuesto 2018 el municipio tuvo asignada una partida de un millón de pesos para políticas de violencia de género, pero que el mismo fue sub-ejecutado.

Desde Mujeres en Lucha, se han realizado distintas actividades para poner en evidencia esta desidia y visibilizar la importancia de que se abra la Oficina. En ese marco el pasado 6 de junio impulsó un acampe en la calle Barranca de los Lobos 321 de la ciudad de Santa Clara del Mar, lugar en que se sitúa el inmueble donde funcionará la dependencia pública.

También hicieron su repudio a la medida implementada por el municipio, consistente en poner “Buzones Por La Vida” en distintos puntos de la ciudad balnearia, para que las mujeres víctimas de violencia puedan hacer la denuncia de manera anónima.

Brenda, una de las fundadoras de la organización, expresó que “están a la vista de todos, entonces cuando una mujer va, el resto de los que están ahí la ven”. “Se pidió la derogación de esa ordenanza pero todavía no fue tratada. Entendemos que si bien seguro hubo buenas intenciones, en estas cuestiones de género no basta con las buenas intenciones, hay que saber”, añadió.

En ese sentido cuestionó que “no se consultó” a las agrupaciones que vienen trabajando el tema y “están más informadas y entienden la situación”. “Los buzones son una caja que parece una alcancía, no tienen ni 10 centímetros de alto por 5 de ancho. En el que está en la Salita pusieron una nota que decía ‘no poner dinero’”, describió.

“El momento de la denuncia es muy delicado, y nuestro municipio tiene como respuesta una alcancía. No es una respuesta adecuada a un momento tan delicado, y una mujer cuando pone una carta en ese buzón, la contención y la respuesta que necesita, esa caja no te lo da. Es una respuesta tan fría a una situación tan delicada”, completó Brenda.

Mujeres en Lucha remarca que lo que quieren es “que la mujer tenga acceso a la justicia, no que el municipio investigue”. La Comisaría de la mujer no abrió en todo este tiempo ningún buzón. Y no hay indicios de que alguien haya dejado alguna carta tampoco, remarcaron.

Lizzi completó que “este mecanismo es inconstitucional, por violar la ley 26.485 que en su artículo 3° habla justamente del libre y gratuito acceso a la justicia”.

Marcos Bouzas, desde Mar del Plata

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos