Cultura

3 julio, 2019

La aplanadora del rock vuelve después de una década

La banda liderada por Ricardo Mollo anunció en su cuenta oficial de Instagram que ya se había subido a todas sus plataformas la nueva canción “Mundo ganado”, la primera desde 2010.

Divididos sin duda es una de las bandas de rock nacional más importantes de los últimos 30 años y la expectativa que genera en sus seguidores y también en oyentes más bien casuales, nunca pasa desapercibida.

Sin embargo, a partir del inicio del nuevo milenio, su producción discográfica empezó a ser cada vez más distanciada. Desde la salida de su álbum Narigón del siglo en el año 2000, solamente publicaron otros dos discos en casi 20 años: Vengo del placard de otro (2002) y Amapola del 66 (2010).

Esto no quiere decir que en el último período se hayan tomado intervalos en los que se separaron momentáneamente, sino que estuvieron de gira durante toda esta década presentando su último álbum, llenando todos los teatros y estadios cerrados que existen en el país.

A pesar de poseer una discografía poco prolífica (ochos discos en tres décadas), su calidad es inapelable y el hecho de no tener nuevas canciones para disfrutar por varios años no ha provocado que el fanatismo por Divididos cese.

Toda esta espera que parecía no tener fin terminó el viernes pasado, cuando la banda liderada por Ricardo Mollo anunció en su cuenta oficial de Instagram que ya se había subido a todas sus plataformas la nueva canción “Mundo ganado”, la primera en nueve años. El post fue ilustrado por una pintura realizada por la artista María Verónica Ramírez, que funciona como tapa de este sencillo.

Previo a la publicación de este nuevo material, el último movimiento relacionado con lo discográfico había sido la reedición de su primer álbum 40 dibujos ahí en el piso, a raíz de su trigésimo aniversario. En esta versión se volvieron a grabar todas las canciones con el potente sonido que caracteriza a la banda en la actualidad y se le agregó letra a la instrumental “La foca” que pasó a llamarse “Caballos en la noche”.

A gran parte de la crítica y del público le resultó innecesario, considerando que su primer acercamiento a un estudio en casi diez años fue para regresar sobre un material ya existente.

Por su parte, “Mundo ganado” fue bien recibida por la mayoría de los seguidores que comentaron las distintas redes sociales, volcando su opinión inmediata. No obstante, muchas personas tuvieron en común una misma apreciación: que la canción se sentía muy similar a “Amapola del 66”, que da nombre al disco publicado por el power trío a inicios de esta década.

Sin dudas, al escucharla se puede sentir no solamente la impronta de esa canción, sino que también el estilo en general de todo el disco está sintetizado en los seis minutos y medio de duración que tiene. Desde los densos riffs y la lenta cadencia de la voz de Mollo, pasando por sus líricas siempre crípticas que reclaman justicia social y una vuelta a la memoria colonial de nuestro país (Con valijas de piel de otros/ tu sueño, tu anhelo se llevarán/ Con palabras serias, pausadas, aceptarás/ es el “mundo ganado” la frase/ que te engañará) y culminando en su larga extensión que parece apelar menos al formato tradicional de canción y más al de suite musical.

¿Es la salida de “Mundo ganado” la prueba que se necesitaba para afirmar que la proclamada “aplanadora del rock” tiene un nuevo álbum en el horizonte? Con Divididos siempre es difícil realizar estas predicciones, ya que parecieran no regirse bajo los mismos estándares que el resto de las bandas argentinas.

Las palabras de Mollo al respecto dan algo de esperanza, ya que afirmó que “si apareció esto, habrá mucho más”. Pero por otro lado, conociendo la naturaleza obsesiva por encontrar el mejor sonido que tienen los músicos, sería demasiado optimista esperar nuevo material discográfico pronto.

Durante los últimos casi diez años, el modus operandi de Divididos ha sido constantemente el de una banda propensa al perfil bajo, que se pasó la mayor parte de su tiempo girando por los mismos lugares del país, tocando siempre las mismas canciones (si uno observa los setlists de todos los recitales de esta era, se verán muy poca variedad dentro de su amplio repertorio), y por lo general, siempre apelando a los mismos recursos en el escenario.

Si bien todavía conservan un público que le es altamente fiel, otros fanáticos han demostrado cierta disconformidad a causa de esta meseta creativa que por fin parece estar finalizando.

Guido Rusconi – @KamaronBombay

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos