Mundo Gremial

11 julio, 2019

El sindicalismo respondió a los señalamientos de Macri

Luego de que el presidente despotricara contra varios dirigentes gremiales desde la reunión oficialista en Parque Norte, varios de ellos salieron a responder que el objetivo del gobierno era quebrar la resistencia obrera al ajuste.

Luego de que el presidente Mauricio Macri despotricara contra el sindicalismo argentino desde la reunión oficialista en Parque Norte, varios dirigentes gremiales salieron a responder que el objetivo del gobierno era quebrar la resistencia obrera al ajuste.

“No me quieren voltear a mi, lo que buscan son los derechos de los trabajadores a los que represento. Quieren la reforma laboral, romper los convenios colectivos de trabajo y no lo vamos a permitir”, señaló el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, quien se convirtió en blanco del ataque por parte de la Casa Rosada en los últimos días, a raíz de las medidas de fuerza realizadas en el sector aerocomercial.

El presidente Macri, el pasado miércoles, había dicho que “a Pablo Biró debería darle vergüenza lo que hace” y que “tendría que estar contento porque con más líneas aéreas más pilotos van a volar, pero son gente que no entienden el cambio de la Argentina”.

En respuesta, el gremialista añadió: “La confusión y estigmatización de los dirigentes sindicales es a lo único que pueden aspirar porque los resultados de su gestión son malísimos”, y agregó que el gobierno buscaba ubicar como “bastión” del kirchnerismo “justamente a quienes nos enfrentamos” a la administración anterior.

Por su parte, el titular del gremio de Canillitas y precandidato a senador provincial, Omar Plaini, manifestó que el objetivo del gobierno “es que no haya sindicatos” y que todo el tiempo buscaba “cómo provocar, cómo generar violencia” en el movimiento obrero.

“En este gobierno son los proxenetas de la desdicha de la mayoría, eso es hoy Cambiemos. No entremos en el juego de provocación de un gobierno que se sabe derrotado”, agregó Plaini, quien aseguró que Macri estaba frente al final de su mandato y por eso buscaba “todas las formas de provocación”.

A su turno, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, consideró que la Casa Rosada no quería que los gremios “le discutan la posibilidad de distribuir la riqueza” ni la “acumulación de ganancias”, razón por la cual se generaban “los ataques virulentos contra los dirigentes que defendemos los derechos de los trabajadores”.

Baradel también salió a respaldar a su par de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, quien recibió ataques de empresarios, periodistas y del propio presidente por su intención de sindicalizar a los trabajadores y trabajadoras de las FinTech, como Mercado Pago.

En su discurso, Macri tildó de “prepotente” al bancario, y lo acusó de querer avanzar “sobre un sistema que desde la tecnología le mejora el servicio a la gente”. Sin más, adelantó que su gobierno apoyará este tipo de actividades “contra las actitudes patoteras que tiene Palazzo”.

“No podemos permitir que se ataque a un dirigente sindical por defender a los trabajadores y reclamar por sus derechos”, concluyó el titular de SUTEBA y secretario adjunto de la CTA de los Trabajadores.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos