Europa

24 julio, 2019

Madrid: reconocen la relación laboral de los trabajadores de aplicaciones digitales

Este lunes, el juzgado de lo social número 19 de la capital española dictó un fallo donde reconoce la existencia de una relación laboral de dependencia entre la empresa/plataforma Deliveroo (Roofoods Spain SL) y sus trabajadores a raíz de una demanda realizada por la Tesorería General de la Seguridad Social que afecta a más de 500 repartidores.

Este lunes, el juzgado de lo social número 19 de la capital española dictó un fallo donde reconoce la existencia de una relación laboral de dependencia entre la empresa/plataforma Deliveroo (Roofoods Spain SL) y sus trabajadores a raíz de una demanda realizada por la Tesorería General de la Seguridad Social que afecta a más de 500 repartidores.

Este fallo, que sienta precedente y se suma a otros en España, reconoce el vínculo laboral que existe entre los trabajadores y las plataformas digitales al establecer que “no depende sin más del nombre que las partes hayan dado a su contrato, ya que lo esencial es el contenido real que las partes asumen”.

Este reconocimiento, tal como expresa esta sentencia, permite a los trabajadores una mejora significativa de sus condiciones al poder acceder a un salario fijo, una jornada laboral máxima, y prestaciones y derechos establecidos como las vacaciones, la posibilidad de organizarse sindicalmente, negociar convenios colectivos y hacer huelgas.

La Confederación Sindical de Comisiones Obreras de España (CCOO) consideró este fallo como “muy positivo” y opinó que “rebate de forma sólida las objeciones planteadas por parte de la empresa, tenidas en cuenta en otros procedimientos judiciales que no han sido favorables a los trabajadores”.

En este sentido, fueron descartados los argumentos presentados por las compañías de aplicaciones para fundamentar que no hay relación de dependencia. Para el Poder Judicial español lo que las plataformas ofrecen no es una mera intermediación entre clientes y comercios, sino que constituye un servicio prestado y asociado a la empresa Deliveroo.

Por otra parte, la sentencia afirma que la independencia de los trabajadores se encuentra limitada en la elección del medio de transporte, la ruta concreta y la posibilidad de rechazar pedidos, lo que equivale a puntajes bajos que inciden en futuros pedidos y pueden llegar hasta la suspensión y el “bloqueo”.

En nuestro país, la discusión acerca del vínculo laboral entre aplicaciones digitales de delivery, como Rappi o Glovo, está en plena disputa judicial. Los repartidores de este tipo de empresas están inscriptos como monotributistas autónomos, sin embargo, son muchos los hechos que ponen en discusión el carácter autónomo de la actividad con argumentos similares a los que reconoció la justicia madrileña.

La problemática salió a la luz pública en noviembre del 2018 luego de una protesta gremial de trabajadores de Rappi donde reclamaban que se reconociera la relación laboral, se acuerde un ingreso fijo y se otorgue cobertura de riesgos de trabajo y accidentes.

En simultáneo a que se desarrollaba el reclamo, tres miembros de la comisión directiva de la Asociación de Personal de Plataformas (APP) fueron despedidos.

Por el momento, el vacío legal que existe con respecto a esta nueva modalidad de trabajo deja a los trabajadores y trabajadoras en una situación laboral precaria, donde se ven forzados a resignar derechos básicos para cumplir con el sistema de trabajo colaborativo que se les impone y generar sus ingresos, a riesgo de perder pedidos o ser despedidos.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos