Batalla de Ideas

2 agosto, 2019

Larreta avanza “a fondo” con el ajuste en educación

Por Alicia García Tuñón. A pesar de las palabras del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministra de Educación, Soledad Acuña, la educación no es una prioridad en el distrito más rico del país. Así lo demuestra la constante disminución del presupuesto destinado al área.

Por Alicia García Tuñón*. A pesar de las palabras del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministra de Educación, Soledad Acuña, la educación no es una prioridad en el distrito más rico del país. Así lo demuestra la constante disminución del presupuesto destinado al área.

El último domingo 28, en uno de los almuerzos televisivos de Mirtha Legrand, Larreta dijo que lo “obsesiona” la idea de “poder avanzar a fondo en la transformación educativa”.

Sin embargo no se explayó más que eso y sólo lo lanzó como una consigna. No obstante por los datos de los años de gestión PRO en la ciudad se puede entender a que se refería.

En 2019, la Educación tuvo su participación mínima histórica en el presupuesto porteño: fue sólo del 17,3% sobre el total, cuando hace 17 años superaba el 30%. Mientras tanto, creció lo destinado a deuda pública y se va a gastar más en comisarías que en infraestructura escolar. Incluso se destinaron 4.400 millones de pesos en mantenimiento de veredas que, en realidad, se irán en campaña electoral ya que se arreglan una y otra vez para mostrar obras meses antes de la votación.

El presupuesto del Ministerio de Educación asciende a 55.642 millones de pesos. Creció un 28% respecto de 2018, pero quedó muy por debajo de la inflación promedio proyectada por lo que continúa su caída real.

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) hizo un análisis del Presupuesto y señaló algunas partidas en las que, en términos reales, se ve afectada toda la comunidad educativa:

  • El gasto por alumno y por Unidad Educativa se encuentra en el nivel más bajo desde 2013

La asistencia alimentaria se retrajo en términos reales, asignando 45 pesos por cada ración, un monto irrisorio para garantizar una alimentación de calidad. Pero más preocupante es el recorte de cinco millones de raciones cuando en las escuelas se multiplican los casos de chicos que dicen pasar hambre en sus casas.

A este panorama se sumó este año una traba burocrática para muchas familias, la inscripción on line para solicitar las becas de comedor. El trámite solía hacerse en las escuelas, a través de una Comisión de Becas; en general, desde allí, las y los docentes ayudaban a completar los formularios de solicitud. Ahora, el trámite debió realizarse por internet y validarse en una sede comunal, debiendo presentar innumerables papeles. Pese a que cientos de familias quedaron sin poder hacerlo, las docentes no permitieron que niños y niñas se quedaran sin comer y tuvieron que dividir las raciones que enviaba el Ministerio.

  • Las becas escolares se ajustaron un 7,5%, otorgando 800 becas menos en un contexto de crecimiento de pobreza y desocupación

Así como en otras áreas les sacaron las becas de discapacidad a miles de personas, en la Ciudad, las exigencias para completar los requisitos y ser destinatario de las becas son cada vez mayores: cerca de 10 formularios, turnos en los CGP en horarios no aptos para las familias, etc.

La ciudad tiene 94 mil nuevos pobres sumando un total de 585 mil personas. Es el 19,1% de la población total porteña que no logra cubrir el costo de una canasta básica de bienes y servicios. De esos números, 52 mil son nuevos indigentes, llevando el total a 184 mil -6% de la población- que no cubre el costo de una canasta básica sólo de alimentos.

  • La inversión en formación docente se redujo un 18% en términos reales

Pese a que con la aprobación de la UNICABA, el Gobierno se comprometió a mantener los 29 Institutos de Formación Docente, los datos muestran que la intención es asfixiarlos por la falta de recursos. Al mismo tiempo que faltan docentes se desinvierte en el área de Formación.

En septiembre de 2018, por ejemplo, hubo entre 400 y 500 cargos de maestro y maestra de grado y cerca de mil horas cátedra del nivel medio sin cubrir.

  • El gasto en salarios creció un 28% respecto de 2018

Se calcularon 1500 cargos más que en 2018 (93.012 para 2019). Ahora bien, el poder adquisitivo del salario docente cayó 14% entre 2015 y 2018. En este año electoral, se ofreció un aumento del 23% en tres tramos: 9% en marzo, 7% en julio y 7% en septiembre y una cláusula gatillo de ajuste automático contra la inflación: una en mayo y la otra en diciembre.

El salario en julio de 2019 es de 23.000 pesos para quienes realizan jornada simple, mientras la línea de la pobreza se ubica cerca de 31.000 pesos para una familia de cuatro personas. Un alto número de docentes mujeres son jefas de hogar. El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza en CABA alcanza el 23,4%.

  • Se plantea un fuerte ajuste en mantenimiento y en infraestructura escolar

El programa 53 de infraestructura escolar sufrió, en el presupuesto 2019, un descenso nominal del 8% (104.972.415 de pesos menos) con respecto al presupuesto vigente 2018 y una disminución real que supera el 20%. Esta situación se dan en un contexto donde los techos se caen, hay escuelas cerradas por falta de gas en pleno invierno o con invasión de ratas. Materiales de biblioteca y para el funcionamiento escolar inexistente o cubierto sólo por aquellas cooperadoras de algunos barrios en los que la recaudación se los permite.

Además es necesario sumar a esta baja, que las partidas de infraestructura y mantenimiento históricamente son subejecutadas por lo que el presupuesto no refleja el gasto real. Para peor la tasa de sub-ejecución se ha incrementado en la gestión Larreta. Mientras que en 2013 fue de -0,2% en 2017 llegó a -9,5%.

  • El presupuesto para evaluación es uno de los pocos que mantiene su suba en 2019

En términos reales, duplica el presupuesto de 2013. Evaluación que hasta ahora sólo ha servido para estigmatizar a las y los docentes y con pruebas estandarizadas que no trabajan sobre las trayectorias escolares, son descontextualizadas y no evalúan integralmente a les estudiantes y las escuelas. Y quizás lo peor, sus resultados tampoco se tradujeron en políticas educativas que mejoren los aprendizajes o los índices de repitencia y deserción.

***

En la votación del presupuesto el oficialismo hizo valer sus 34 votos para su aprobación, mientras que en contra votaron los bloques de la izquierda, el kirchnerismo, el peronismo y el GEN, en tanto se abstuvieron los bloques del Socialismo, Evolución y Mejor Ciudad.

Faltan más de diez mil vacantes, sobre todo en el nivel inicial, los problemas en infraestructura y la alimentación en los comedores escolares son cada vez más graves y los salarios vienen perdiendo poder adquisitivo año a año. Prometieron construir 54 escuelas y en muchos de los lugares destinados a ellas sólo hay terrenos baldíos y ni siquiera comenzó la licitación de pliegos.

¿Esto significará avanzar a fondo en la transformación educativa para el Jefe de Gobierno?

@AliGarciaTunon

* Referente de la Unión de Trabajadores de la Educación

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos