Batalla de Ideas

9 agosto, 2019

Votemos feministas populares en las listas

En pleno año electoral de la Argentina del epicentro feminista, el feminismo popular tendrá candidatas en varias de sus listas. El imán de Cristina y la necesidad de romper el techo de cristal.

Diana Broggi

@DianaBroggi1

COMPARTIR AHORA

Año electoral en la Argentina del epicentro feminista. Hace unos meses, más precisamente el 8 de marzo de este año, se reglamentaba y comenzaba a regir la ley de paridad de género en ámbitos de representación política, sancionada en diciembre del 2017.

En el marco del cierre de listas y sus muchos bemoles, se instaló una tendencia en redes bajo el hashtag #FeministasEnLasListas. Finalmente, el mapa nos muestra muchas candidatas feministas populares que integran, en particular la lista de unidad del Frente de Todes.

Candidata más que feminista, feminista y popular

Hablar de feminismo puede ser muy amplio y no diferencia el carácter neoliberal que, en estos momentos en la Argentina y en la región, es una fundamental para caracterizar. No da lo mismo, y Macri o Vidal podrían decirse feministas, estar de acuerdo con la igualdad de géneros, pero sus políticas son absolutamente antipopulares.

El feminismo popular está situado en la construcción colectiva y en la contienda electoral se expresa desde proyectos políticos integrales, con propuestas de desarrollo nacional, de un país soberano, se articula con las demandas de Tierra, Techo y Trabajo.

Es un feminismo sin carnet, que se enfrenta a todas las violencias y a la feminización de la pobreza. Es el que se refleja en aquellas compañeras que, día a día, construyen en sus territorios una legitimidad en base a los esfuerzos, la sensibilidad y una militancia que es de escuchar, resolver, recibir demandas, arreglar quilombos, ir y venir, alegrarse cuando algo va mas o menos bien, o amargarse cuando todo está muy mal. Pero seguir adelante, siempre poniendo el cuerpo, trabajando junto a otras, armando redes y pateando territorios, como barrios, cárceles, universidades, colegios. 

Las feministas populares construyen organización popular y eso suele ser poco valorado en general. Es lo que no “garpa tanto”, en un tiempo en el que las expresiones yoicas y los perfiles individuales, hedonistas, están a la orden del dia.

Muchas de las compañeras que son candidatas reivindican a Evita, que discutía con las feministas de su época por la representación elitista que predominaba del feminismo en aquel momento, pero fue una de las feministas populares que  reconocemos en nuestra historia porque construyó condiciones de avance y derechos para todas nosotras. 

El imán de Cristina 

La figura de Cristina Fernández, su persona y lo que representa es inspiradora y tiene alcance en la subjetividad política de las mujeres y las disidencias, en particular de las militantes. En su recorrido como dirigente, es muy clara la construcción de un liderazgo donde lo “femenino” fue apareciendo con la verdad de las condiciones impuestas en la política patriarcal: la de los costos altísimos, explicaciones constantes, misoginia, persecución y violencia machista contra ella por tener poder y usarlo; por ser estratega, no darse por vencida.

Otra vez, el feminismo sin carnet para ella. Por eso feminismo popular, el que asumió con la conciencia de un proceso histórico, desde la interacción con su propia hija -como ella misma ha declarado- reconociéndose atravesada en su historia personal, política.

Su figura moviliza pasiones, amor, justicia social y se representa también esa posibilidad vedada, de reconocimiento para ocupar lugares de responsabilidad. Es la capacidad política que está compuesta por muchas cosas: experiencia, formación integral y también por la sensibilidad necesaria para conectar con la gente.

En el acto de cierre de campaña en Rosario, Cristina dijo: “Si a pesar de todo todavía estoy parada es por el amor de ustedes”. Hablar desde el amor así, eso es feminismo popular. 

Bomba al techo de cristal

El techo de cristal es muy difícil de perforar. Hacerlo es mucho más que tener los lugares como mujeres, lesbianas, trans o travestis. Pero aún para esto falta, porque el sistema político está rancio, las lapiceras siguen siendo patriarcales y nos dejan afuera.

Hay elementos, como la continuidad o ser prescindibles, que son parte de lo que nunca está dicho pero siempre sucede: somos el recambio permanente, campaña tras campaña y a eso hay que prestarle atención. Porque el techo de cristal lo rompemos con las compañeras en las listas sólo si generamos condiciones para que se sostengan y no padezcan sus lugares.

El techo de cristal se derrite cuando pasamos a la responsabilidad colectiva de los roles y de no solo pelear por tener un lugar sino usarlo para articular al movimiento, las luchas, las claves del poder popular. 

Relaciones de poder feminista 

Con cada compañera en las listas ensayamos experiencias políticas que nos muestran la transversalidad del feminismo popular. No es buena idea la de un “partido feminista”, así como la idea de matriarcado es tramposa, hay que decirlo. Las candidatas son feministas y populares porque no están aisladas, porque no hacemos política sólo para nosotras, para las que estamos convencidas de lo mismo.

Ya vimos lo que pasaba en  diputados y de senadores en el debate por la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Por eso necesitamos feministas populares en los espacios institucionales, para pelear por nuestros derechos.

Necesitamos espacios propios pero de encuentros y deconstrucción, de formación y pedagogía, no para quedarnos cómodas en ellos, sino porque son espacios donde construimos la fuerza para habitar todos los espacios permeados por el capitalismo y el patriarcado.

El significado de la sororidad para nosotras en las organizaciones populares es hacer circular el poder, saber disputarlo para dejar de  padecerlo, y eso se aprende, como dijo Carolina Francia, pre candidata a concejala de Luján, en espacios feministas integrales.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos