Nacionales

12 agosto, 2019

La Ciudad de Buenos Aires: la retaguardia estratégica de Macri

En lo que fue una jornada electoral catastrófica para el oficialismo, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fue el responsable de mantener la esperanza en el bastión histórico del PRO con una cómoda ventaja de más de 14 puntos.

Horacio Rodriguez Larreta, Head of Government of the City of Buenos Aires, speaks before the arrival of Argentina’s incumbent President and presidential candidate Mauricio Macri during the primary elections, at a convention centre in Buenos Aires, Argentina, August 11, 2019. REUTERS/Luisa Gonzalez

Mientras Mauricio Macri perdió por 15 puntos contra Alberto Fernández en las primarias presidenciales y María Eugenia Vidal se desplomó 17 puntos por debajo de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, el jefe de Gobierno porteño se impuso cómodamente con el 46% contra el 32% de su principal adversario.

Horacio Rodríguez Larreta ratificó así la solidez del PRO en la capital del país, resistió la tendencia nacional -sacó dos puntos más que Macri en el distrito- y quedó a sólo cuatro de ganar en primera vuelta. Cabe recordar que en la Ciudad de Buenos Aires es necesario si o si superar el 50% para que no haya ballotage.

No obstante, desde la oposición todavía se guarda algo de esperanza. Matías Lammens, candidato del Frente de Todes, logró romper el techo histórico del kirchnerismo superando los 30 puntos.

Si Larreta no alcanza a imponerse en octubre y se fuerza un ballotage, el escenario es abierto.

En 2015 el jefe de Gobierno ganó las generales con el 45% contra apenas un 25% del segundo, Martín Lousteau. Sin embargo en la segunda vuelta se impuso por un ajustado 51%. El Frente de Todes apuesta a llegar nuevamente a una situación similar y esta vez dar el batacazo.

Pero la oposición enfrenta un problema: el voto en blanco que no se contabiliza en la votación de octubre.

Este domingo hubo más de 150 mil personas que no eligieron a nadie para jefe de Gobierno, en gran medida porque los presidenciales José Luis Espert y Juan Gómez Centurión no tuvieron postulantes. En ese sentido, si se repiten los mismos resultados, Larreta superaría sin mayores complicaciones el 50%.

La legislatura oficialista

Por otra parte, en la Legislatura porteña el oficialismo -siempre tomando los resultados de las primarias- mantendría el quórum propio. Esto le permitiría seguir utilizándola como escribanía del Ejecutivo, tal como sucedió los últimos años.

Es que si bien obtendría 15 bancas sobre las 18 que tendrá que renovar, sumó nuevos apoyos con la reciente alianza que selló Larreta con la UCR porteña, Confianza Pública y el Partido Socialista de Roy Cortina.

Por su parte el Frente de Todos podría hacerse con 11 escaños, mientras que renueva solo seis de los 10 lugares que actualmente posee el peronismo. De esta forma ampliaría su bloque aunque no sería suficiente para hacerle perder la mayoría al PRO.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas