Nacionales

13 agosto, 2019

El domingo también perdió la UCR

La derrota del presidente Mauricio Macri y su gobierno afectó por demás a sus principales aliados en la coalición gobernante. En las tres provincias que quedaban en manos del radicalismo, el espacio “Juntos por el Cambio”, también perdió las elecciones.

El que salió mejor parado es Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, el único gobernador que ganó la reelección. En junio, Morales fue reelecto con el 42% de los votos. Sin embargo, el pasado domingo el Frente de Todos se impuso con un 45% por sobre la fórmula Macri – Pichetto, que alcanzó apenas el 29%.

Las resultados de la disputa peronismo – macrismo recrean el escenario del 2015, cuando el Frente Para la Victoria (con Daniel Scioli a la cabeza de la fórmula) le ganó al actual presidente con el 41% vs el 23,3% de los votos, respectivamente.

Un caso mas resonante es el de Mendoza. Allí, el actual gobernador Alfredo Cornejo decidió no presentarse a la disputa para un nuevo mandato pero sí encabezó la fórmula a diputados nacionales, que perdió de la mano de la fórmula presidencial.

La dupla Macri – Pichetto obtuvo el 37,33% y pereció ante el 40,4% de Fernández – Fernández. “Estoy seguro que muchos mendocinos que valoran nuestra gestión, quizás no están del todo conformes con la gestión nacional, y han preferido optar por la oposición” dijo Cornejo al reconocer la derrota.

Despúes, se refirió al plano local y dijo que “volvemos a ratificar la necesidad de que Mendoza tenga una agenda electoral propia en los cargos municipales y provinciales, y distinta a la agenda electoral nacional”.

En efecto, las elecciones a gobernador serán el próximo 29 de septiembre pero los resultados se avecinan oscuros para el candidato radical. En las primarias de junio, en las internas del peronismo se impuso por primera vez una candidata mujer en la provincia. Se trata de Anabel Fernández Sagasti, actual senadora a favor de la legalización del aborto.

En conjunto, el todavía no conformado Frente de Todos sacó el 35,64% de los votos, mientras que el frente Cambia Mendoza, donde venció Rodolfo Suárez, obtuvo el 42,89%. La diferencia es de 7,25 puntos que Fernández Sagasti espera revertir de cara a las elecciones de septiembre próximo arrastrando los votos del próximo binomio presidencial.

En Corrientes, el escenario tampoco fue alentador para el frente que compone el radicalismo. Gustavo Valdés, el actual gobernador, también separó las elecciones locales de las nacionales, por lo que en la provincia se jugaban las internas a diputados nacionales.

Allí, el binomio presidencial de Juntos por el Cambio obtuvo una derrota de más de 20 puntos. Fernández Fernández obtuvo el 53% mientras que Macri – Pichetto llegaorn al 33%. El resultado se tradujo para los aspirantes a la Cámara Baja.

DE esta manera el radicalismo, después de jugar un papel desdibujado y marginal durante los cuatro años de gestión de Cambiemos y que despues no tuvo lugar en la fórmula que buscaba la continuidad, tampoco pudo sostenerse en pie y los intentos por desprenderse de Juntos por le Cambio no le fueron suficientes.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos