Mundo Gremial

16 agosto, 2019

Reciclado en manos cartoneras: un trabajo que viaja en tren a carga

Desde la ciudad de Tandil, provincia de Buenos Aires, la Cooperativa de Recicladores Urbanos realizó el primer envío de materiales reciclables hacia la Capital Federal tras un acuerdo con la empresa Ferrosur.

Marcos Lede Mendoza

@ledemendoza_m

COMPARTIR AHORA

El reciclado urbano en manos cartoneras continúa dando pasos hacia adelante, a pesar del millonario negocio que implica para un puñado de empresarios “administrar la basura”. En la ciudad de Tandil, una cooperativa de recicladores envió un total de 30 toneladas de materiales reciclables a través de un tren de carga hacia la Capital Federal, donde regresan a la industria y no a un relleno sanitario o a un basural.

Cuando comenzaron a organizarse en cooperativa y reclamar al municipio mejores condiciones de trabajo, las autoridades les respondían que en Tandil los cartoneros no existían, como si al interior bonaerense los más excluídos del sistema no llegaran, o si la pobreza existiera sólo en los grandes conglomerados urbanos.

Sin embargo, en la tierra natal de Mauricio Macri los cartoneros existen, son muchos y se organizan sobre los márgenes del Estado. A partir de un acuerdo con la empresa Ferrosur, operaria de uno de los trenes de carga que va de Tandil a Capital Federal, los recicladores podrán acceder al transporte de sus materiales de manera gratuita.

PRIMER ENVÍO DE MATERIALES RECICLABLES POR TREN DE CARGA REALIZADO POR CARTONEROS

PRIMER ENVÍO DE MATERIALES RECICLABLES POR TREN DE CARGA REALIZADO POR CARTONEROS ♻Cartoneros y cartoneras de Tandil organizados/as en la Federación de Cartoneros, Carreros y Recicladores-CTEP hicieron el primer envío de materiales reciclables a la Ciudad de Buenos Aires en un tren de carga. Enviaron un total de 30 toneladas, compuestas por 60 fardos de carton, 80 fardos de PET, 20 fardos de diario, 10 toneladas de papel blanco entre otros materiales reciclables que vuelven a la industria en lugar de terminar enterrados en un basural, evitando el daño ambiental y promoviendo el reciclado.“Esto demuestra la evolución que estamos haciendo los cartoneros en todo el país. Muchos de nosotros empezamos en el tren cartonero y gracias a la organización, ahora transportamos materiales en un tren de carga. Ojalá que esto pueda repetirse para seguir mejorando la inclusión de los cartoneros” dijo Sergio Sanchez , presidente de la FACCYR.#RecicladoEnManosCartoneras

Posted by Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores – CTEP on Tuesday, August 13, 2019

El presidente de la Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR – CTEP), Sergio Sánchez, expresó que este acuerdo demostraba “la evolución que estamos haciendo los cartoneros en todo el país. Muchos de nosotros empezamos en el tren cartonero [más conocido como “tren blanco”], y gracias a la organización ahora transportamos en un tren de carga. Ojalá que esto pueda repetirse para seguir mejorando la inclusión de los cartoneros”.

Por su parte, Daniel Fernández, integrante del Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE), aseguró que los gobiernos debían atender este tipo de gestiones  porque las organizaciones sociales “somos las que llenamos los huecos que deja el Estado”. En ese sentido, agregó que la actividad del reciclado debía estar protegida y amparada por la ley, fundamentalmente para que los cartoneros y cartoneras tengan “los mismos derechos que un trabajador formal”.

“Los cartoneros cumplen un rol importantísimo en la sociedad y nuestras ciudades, reciclando material y volviéndolo a reinsertar en la industria, limpiando, funciones que son claves para los municipios. Pero lo hacen sin reconocimiento ni protección, lo que vulnera sus derechos”, subrayó.

“Las organizaciones somos las que llenamos los huecos del Estado”

Daniel Fernández, MTE Tandil.

Mientras tanto, en Tandil la situación es “de precariedad absoluta”, según detalló Fernández. Más aún si se tiene en cuenta que allí los cartoneros reciclan más del 80 por ciento de los materiales que se recuperan en toda la ciudad. “Los compañeros trabajan tirando carros a pie, en bici, en condiciones de extrema vulnerabilidad. Su situación habitacional, de acceso a la salud y la educación es muy precaria”, concluyó.

La cooperativa de recueradores urbanos de Tandil está integrada por 80 cartoneros y cartoneras que día a día recolectan material, lo trasladan a su galpón y luego lo venden. El hecho de haber logrado un transporte gratuito implica mejores ingresos para los trabajadores y la posibilidad de vender materiales, como el plástico y el tetra, que no tienen compradores en esa región bonaerense.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos