El Mundo

27 agosto, 2019

52 años de prohibición de expresiones políticas en Palestina

El 27 de agosto de 1967, poco después de haber finalizado la llamada Guerra de los Seis Días, el Estado de Israel emitió la Orden Militar Número 101, que prohíbe hasta el día de hoy la actividad política pública en el territorio cisjordano.

Leticia Silvestri

@letisilvestri

COMPARTIR AHORA

Luego del conflicto militar que enfrentó a Israel con Egipto y Jordania en 1967, el Estado judío ocupó los territorios de Gaza y Cisjordania, que hasta ese momento estaban bajo la ocupación de sus adversarios.

Esgrimiendo la necesidad de garantizar la seguridad de la región en la Rivera Oeste del río Jordán y el mantenimiento del orden público, Uzi Narkis, el responsable del Comando Central de las Fuerzas de Defensa Israelíes en Cisjordania de ese momento, firmó una medida en la que se prohibía la reunión en espacios públicos de más de diez personas en caso de que allí se pronunciara un discurso político o que pudiera ser interpretado como tal, o bien si -aún sin proferirse discurso alguno- el propósito de la reunión fuese o pudiera ser interpretado como político, aún cuando las personas explicitaran que están en ese lugar por motivos individuales y no como un grupo.

Cualquiera de estas situaciones, sin autorización previa de las fuerzas armadas israelíes, puede ser sancionada con una condena de hasta diez años de prisión o multas de miles de dólares.

La orden además establece que un agente militar puede obligar al dueño de un café, bar u otro espacio que permita a las personas juntarse, cerrar el lugar por el período de tiempo que le parezca necesario, considerando plausible de condena a quien permanezca allí después de la orden.

Se prohíbe, por otro lado, exhibir banderas o símbolos políticos, sin autorización previa de un agente militar israelí, así como imprimir o publicar cualquier tipo de documento o información con significado político.

Es de notar que hasta el día de hoy esta orden permite, por ejemplo, que encarcelen a un niño por expresar su pesar por el asesinato de un familiar a manos de las fuerzas ocupantes.

Se puede penar también con hasta 10 años de prisión el demostrar simpatía, apoyo o pertenencia a “organizaciones hostiles” (definición que incluye a la mayoría de los partidos políticos palestinos), sus actividades u objetivos.

Finalmente, la norma establece que cualquier soldado está autorizado a aplicar “el grado de fuerza necesario” para frenar o impedir el incumplimiento de la orden.

En términos prácticos, la medida prohíbe las manifestaciones públicas, las afiliaciones a partidos políticos y permite el uso de las fuerzas a cualquier nivel, incluso cuando hay diez personas reunidas en un espacio público sin un claro motivo político, a condición de que un soldado interprete esa reunión como política.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos