El Mundo

10 septiembre, 2019

Trump despidió a John Bolton su asesor de Seguridad Nacional

Este martes en su cuenta de twitter el presidente de EE.UU. anunció que no contará más con los servicios del funcionario por “fuertes desacuerdos con muchas de sus sugerencias”. Es el tercer hombre que ocupa ese puesto durante su administración.

“Informé anoche a John Bolton que ya no se requieren sus servicios en la Casa Blanca. Tuve fuertes desacuerdos con muchas de sus sugerencias, así como otros en el Gobierno”, escribió este martes el presidente estadounidense, Donald Trump, en Twitter.

Tras agradecerle por sus servicios, el primer mandatario anticipó que nombrará un nuevo asesor de Seguridad Nacional “la semana que viene”.

Ex embajador de EE.UU. ante Naciones Unidas y considerado un “halcón” en temas de defensa, Bolton había asumido el cargo en 2018 tras sustituir al general H. R. McMaster, un moderado que fue despedido de malas maneras también por las redes sociales. 

McMaster, a su vez, había sustituido al general Michael Flynn, que fue forzado a renunciar a las tres semanas de la asunción de Trump después de admitir que había mentido al presidente sobre sus contactos con Rusia.

Bolton, por su parte, publicó en Twitter un breve mensaje donde dice que ofreció su renuncia a Trump el lunes por la noche y esté le habría dicho “hablemos sobre ello mañana”.

Fuentes de la Casa Blanca aseguran que durante la gestión de Bolton el Consejo de Seguridad Nacional, que asesora al presidente, se había convertido en una entidad separada donde el ex funcionario no iba a reuniones, no informaba de sus iniciativas y ponía por delante sus prioridades por sobre las del jefe de Estado.

Considerado un hombre clave, junto al secretario de Estado, Mike Pompeo, en la guerra que mantiene Washington por derrocar a Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Bolton es un republicano de línea dura que trabajó bajo los gobiernos de Ronald Reagan, George Bush padre y también hijo.

Acérrimo defensor de la invasión a Irak en 2003 también fue un firme impulsor de usar la fuerza militar contra Irán y Corea del Norte. 

En este sentido, chocaba con las posturas de Trump al respecto. Para el presidente la guerra con Irak fue uno de los mayores errores militares en la historia del país y además hace rato que viene sosteniendo una posición conciliatoria con Pionyang.

Una de las últimas desavenencias entre ambos tuvo que ver con la salida del ejército estadounidense de Afganistán y la firma de un acuerdo de paz sobre el que Bolton se había pronunciado en contra.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos