Géneros

11 septiembre, 2019

Condenaron a Lucas Carrasco a 9 años de prisión

Finalmente se conoció la sentencia contra el periodistapor “abuso sexual con acceso carnal”. La jueza Ana Dieta de Herrero aceptó el pedido de la querella. Los alegatos se conocerán la próxima semana.

El miércoles pasado, cuando se inició el juicio, la fiscalía había pedido 7 años de cárcel. Una semana después, la jueza Ana Dieta de Herrero – que pidió 35 años de prisión para el cantante Cristian Aldana y fue condenado a 22 años por “abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores – lo condenó a 9 años.

En la última audiencia la defensa había reiterado el pedido de absolución por los dos delitos de abuso sexual. Durante su alegato, el abogado Guillermo Vartorelli se refirió al caso de la joven cuya identidad continúa bajo reserva y coincidió con el pedido del fiscal Ariel Yapur, que en la primaria instancia oral anunció que no hubo delito. “Se respetó en todo momento el consentimiento.  Todo el derrotero de la relación sexual ha sido consentido por la víctima”, dijo la defensa.

En cuanto al segundo caso, el de Sofía Otero, Dijo que era importante el hecho de que Carrasco se encontraba “completamente borracho al momento del encuentro” y por eso habló de una “imputabilidad disminuida”, es decir, que su capacidad psíquica podría haber estado alterada y eso se condice con un atenuante en la pena.

Sin testigos a su favor – una de las que se esperaba era la psicóloga de Carrasco pero se ausentó por problemas de salud debido a su edad – Vartorelli aseguró que el imputado sufrió “tentativas de suicido, dependencia (de alcohol y drogas), insomnio y un montón de cualidades que no fueron tenidas en cuenta y que, en caso de ser condenado, hablarían de “una capacidad disminuida”.

La mala víctima

Durante su exposición, Vartorelli también cuestionó a las denunciantes y se detuvo particularmente en Otero. De forma retórica se preguntó “por qué motivos la denuncianten tardó tanto, tres años y medio” en denunciar.

¿Por qué Sofía, a plena luz del día, en un edificio, no salió a pedir ayuda cuando él bajó a abrirle e su hermana? Por qué no llamó a una amiga o a la policia para avisar que estaba con una persona que la iba a agredir?.”, agregó.

Vartorelli también cuestionó la demora en la denuncia. “Se denuncia tres años y medio después el hecho. Sin que tenga que ver en eso el imputado. Debemos preguntarnos si había algún motivo para demorar esa denuncia. ¿Tuvo buenas razones para demorarla? Sofía dio tres explicaciones que se contradicen entre sí. Primero dijo que no denunció para borrar de su cabeza lo vivido. Segundo, dijo que era por temor porque él era conocido en el ambiente político. Tercero, dice que no denunció porque no sabía que eso era una violación hasta que fue a la UFEM como testigo de otra denuncia contra Carrasco. Si la propia víctima no sabía que fue una violación, por qué el imputado sí debía saberlo”.

En tanto, durante su exposición Carrasco dijo: “yo no soy un violador. Fue una relación consentida en todo momento. Yo estaba borracho y eso influye. Pudo haber un destrato, me pude haber equivocado en el modo de hablar y demás, pero en todo momento fue una relación sexual consentida”.

También dijo que las mujeres que lo denunciaron “mintieron descaradamente”, que “cada una de las que me arruinaron la vida se fueron a su casa” sin recibir ninguna sanción y que una lo acusó de “violación telepática, porque nunca tuvo el displacer de conocerme”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos