Nacionales

16 septiembre, 2019

Frenan mega proyecto inmobiliario en protección del medio ambiente

La decisión la tomó la Corte Suprema de Justicia y refiere al Barrio Náutico Amarras de Gualeguaychú, de la ciudad homónima.

El fallo sienta un precedente histórico. Con las firmas de los jueces Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti la Suprema Corte avaló la demanda de un grupo de vecinos y organizaciones socioambientales para frenar la construcción de un mega proyecto inmobiliario en Entre Ríos.

Se trata del “Barrio Náutico Amarras de Gualeguaychú”, de la empresa Altos de Unzué Sociedad Anónima. El emprendimiento consta de 445 lotes, en los que se planeó la construcción de 200 viviendas y un hotel de 150 habitaciones y cuyo suelo fue removido antes de realizarse un estudio de impacto medioambiental.

Todo sería montado en el área lindera al río Gualeguaychú, al lado del Parque Unzué. Según la Corte, “el proyecto se realizará sobre una zona de humedales, con impactos permanentes e irreversibles”.

De esta manera, dejó sin efecto la sentencia del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, que había rechazado el amparo que se presentó en la provincia y sentó un precedente de cara a las luchas en defensa de los humedales que se dan en distintos sectores del país y Buenos Aires.

Los supremos resaltaron la vigencia del derecho a vivir en una ambiente sano (artículo 41 de la Constitución Nacional y 22 de la Constitución de Entre Ríos) y recordó que el Estado debe garantiza la aplicación de los principios de sustentabilidad, precaución, prevención, utilización racional, de equidad intergeneracional, progresividad y responsabilidad.

Además el máximo tribunal afirmó que la cuenca hídrica es un sistema integral, en la que los humedales cumplen una función vital en materia de control de crecidas e inundaciones, protección de tormentas, recargas de acuíferos y retención de sedimentos y agentes contaminantes.

La importancia de proteger los humedales

Son espacios naturales que no deberían ser habitados por seres humanos, pero que permiten la preservación de los mismos y el desarrollo de vida silvestre.

Los humedales regulan el comportamiento de los cursos de agua y son el resguardo natural de miles de especies de flora y fauna propia de esos ecosistemas, pero que también fue desplazada con el correr de los años producto del impacto humano en el suelo.

Existen diversas formas de humedales y sus diferencias radican en el paisaje, el clima, la hidrología, la vegetación y los suelos. Este último punto se torna altamente importante si se considera que los humedales ribereños, como los que se encuentran en argentina, son los encargados de regular el movimiento de los ríos siendo el factor central para evitar las inundaciones.

En la Provincia de Buenos Aires y a lo largo de todas las costas ribereñas con humedales, los mismos fueron atacados para construir barrios privados de incalculable valor inmobiliario, en detrimento de los ecosistemas regionales. Pero también de las poblaciones de menores recursos que, producto de la remoción de los suelos y el bloqueo de la salida del agua de las lluvias o crecidas, se inunda y pierde todo bajo el agua.

A ciudades como Tigre, que durante la gestión de Sergio Massa aumentó en forma llamativa la cantidad de countries y barrios privados en las zonas ribereñas, se suman distritos como Berazategui, que en las costas de Hudson permitió el desmonte y destrucción de los humedales locales perjudicando a los vecinos de los barrios linderos.

Legislaciones

El 2 de febrero la ONU celebra el Día Mundial de los Humedales, conmemorando la firma de la Convención sobre los Humedales en la ciudad de Ramsar, Irán, el 2 de febrero de 1971. La lista Ramsar incluía —hasta 2013— 2167 sitios designados cubriendo una superficie de 208 518 409 mts ha en 168 países.

En Argentina, existen apenas 22 Sitios Ramsar, lo que significa una superficie de 5.625.407 mts. Desde la sanción de la convención, nuestro país no tuvo la voluntad política de aumentar la zona protegida ni de sancionar leyes nacionales que prohíban la destrucción de estos ecosistemas.

Al comienzo de su gobierno, Mauricio Macri anunció que se aprobaría una ley para la protección de los humedales argentinos, pero quedó trunco. Al momento se presentaron dos proyectos de ley que fueron aprobados en el Senado, pero que sospechosamente perdieron estado parlamentario en la Diputados.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos