Mundo Gremial

9 octubre, 2019

Sigue el achique de Loma Negra: cierra en Olavarría y despide a 45 personas

La cementera más importante del país atraviesa un proceso de reestructuración que ya dejó a más de 60 trabajadores en la calle tras el cierre de tres plantas.

Loma Negra, la principal fábrica cementera del país, anunció que cerrará su planta ubicada en Sierras Bayas, localidad perteneciente al partido bonaerense de Olavarría, dejando en la calle a un total de 45 trabajadores.

La planta olavarriense de Loma Negra tiene cien años desde su creación, siendo la primera de donde salió el primer despacho de cemento de todo el país. Con la crisis del 2001, la firma paralizó la producción y se dedicó únicamente a la molienda, despacho y la elaboración de cementos especiales.

Hasta hace dos años, eran 100 los trabajadores insertos en la planta, sin embargo, al 2019 sólo quedaron 22, a quienes se le suman otros 23 que prestan servicios de manera tercerizada a la empresa.

“Hace cuarenta años atrás llegaron a trabajar 1800 trabajadores. Las paredes del Congreso [de la Nación] se hicieron con cemento de acá. El pueblo Sierras Bayas nació a la par de las cenizas de los hornos. Es un gran impacto social para toda la comunidad”, explicó a BAE Negocios Alejandro Santillán, secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) seccional Olavarría.

Asimismo, contó: “Cuando comenzamos a ver la merma de los despachos y la falta de inversión en los equipos pensamos que se venía lo peor, así que comenzamos a reubicar a los compañeros en las plantas cementeras de Loma Negra en Olavarría. Nos prometieron que no habrá despidos, que todos se podrán reubicar”. 

Desde la empresa aseguraron que la planta de Sierras Bayas redujo su operación de 3 a 2 turnos, hasta quedar solamente un único turno. “El objetivo es continuar relocalizando a la mayor cantidad de gente posible, de modo que el cierre de la operación, en algún momento de este año, genere el menor impacto en nuestra gente y en la comunidad”, explicaron.

Antecedentes

A principios de septiembre, la cementera desafectó a 40 de 70 trabajadores en la localidad de La Bebida, provincia de San Juan. Al respecto, Iván Malla, integrante de AOMA, detalló que la empresa prefería traer material en vez de producirlo en sus fábricas, apagó los hornos y no reparaba sus máquinas. “Por la grave situación que atraviesa el país, [la empresa] no está dispuesta a hacer la inversión”, agregó en aquel momento.

Este conflicto terminó resuelto en favor de la empresa, ya que si bien 36 trabajadores fueron reubicados o “prejubilados”, 14 quedaron en la calle y con una indemnización de 150 mil pesos.

Algo similar, aunque en mayor medida, ocurrió en la localidad de Barker, partido de Benito Juárez, en la provincia de Buenos Aires. Loma Negra decidió cerrar la planta pero el gremio consiguió revertir la medida a costa de 41 despidos, turnos y salarios recortados en un 25%.

En ambos casos las plantas de la cementera pasaron a funcionar como molienda y despacho, rol que ya cumple desde el año 2001 la planta de Sierras Bayas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos