Derechos Humanos

31 octubre, 2019

Noble Herrera: las dudas sobre la identidad del hijo de la dueña del Grupo Clarín

La nuera de la fallecida Ernestina Herrera de Noble habló sobre la identidad de su esposo, Felipe Noble, y la causa que investigaba su posible apropiación en dictadura.

Vanesa Defranceschi, nuera de una de las principales propietarias del Grupo Clarín, reveló la situación interna de la familia al momento en que se denunció la posibilidad de que Felipe y Marcela, hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble, hayan sido apropiados durante la última dictadura.

Casada desde hace diez años con Felipe Noble, Defranceschi apareció en algunos medios de comunicación en los últimos días debido a su presencia en el búnker del Frente de Todes (FdT) al momento del escrutinio del pasado domingo, que terminó con la victoria de Alberto Fernández.

A partir de una causa judicial que se inició en el año 2002 a partir de una denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo, los hijos de Ernestina Herrera de Noble debieron someterse a estudios de ADN para comprobar si fueron robados a personas desaparecidas durante la última dictadura.

En diálogo con Radio Con Vos, reveló que presentó a Felipe Noble con Juan Cabandié, diputado nacional del FdT y nieto recuperado, para que se conocieran y dialogaran sobre la necesidad de recuperar su identidad.

“En el momento más complicado del ADN fue cuando los presento a Felipe con Juan. Quería que se conocieran para que cada uno entendiera su situación. Felipe estaba muy mal porque no sabía sus orígenes, entiendo que siempre los quiso saber, pero por respeto a su mamá adoptiva nunca lo hizo”, explicó Defranceschi.

Asimismo, aseguró que “por respeto al Grupo Clarín, porque Felipe tiene códigos para con el grupo”, evitó buscar su verdadera identidad. “Seguir los lineamientos es hacer muchas veces lo que te dicen que tenés que hacer, aunque estés en desacuerdo”, reflexionó.

Acerca de la identidad de Felipe y Marcela, la mujer comentó: “Tengo entendido que la mamá les dijo, de hecho creo que salió en un escrito que existía una posibilidad de que sean hijos de desaparecidos porque habían nacido en 1976, entonces había un temor de que sea ahí. Desde el lado de Felipe entiendo, que si hubiese sido así, la mamá hubiese cometido un delito”.

Tras años de discusiones judiciales y públicas, en una causa que atravesó irregularidades y presiones de todo tipo, el 30 de diciembre de 2015 la jueza Sandra Arroyo Salgado dictó el sobreseimiento de Ernestina Herrera de Noble, al entender que no existía evidencia alguna que probase los hechos por los cuales fuese acusada. Sucede que el resultado del análisis de ADN resultó negativo y no se pudo comprobar que existieran vínculos biológicos con grupos familiares de personas desaparecidas durante la última dictadura.

Respecto a ese momento, Defranceschi aseguró: “Hubo mayor tranquilidad, un alivio porque se no había cometido delito. Ernestina no iba a tener ningún problema legal. Pero, por otro lado, Felipe decía ‘no soy hijo de desaparecidos:¿y ahora quién me ayuda a buscar mi verdadera identidad?’. Sintió como un vacío por ese lado”.

Fue entonces cuando volvieron a comunicarse con Cabandié, quien les sugirió una reunión con las Abuelas para averiguar la identidad desde otro lugar. “Salvo que un día, como la causa está abierta, si alguien va al banco genético y coincide el ADN con Felipe ahí se encontraría el familiar, es un caso abierto”, destacó Noble Herrera. Y agregó: “Creo que no quería perjudicar a su mamá si eran hijos de desaparecidos. Y desde el grupo querían cuidar si esto era cierto o no”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos