El Mundo

8 noviembre, 2019

La ONU condena la violencia contra la alcaldesa en Bolivia

El organismo internacional comunicó su repudio a la situación sufrida por Patricia Arce Guzmán, jefa comunal del municipio de Vinto, tras ser secuestrada este miércoles por grupos de choque de la derecha que exigen la renuncia del presidente Evo Morales.

Tras expresar su “profunda consternación e indignación” por la violencia que sacude al país desde los comicios presidenciales del 20 de octubre pasado, Naciones Unidas emitió un comunicado donde  manifestó su rechazo a “la violencia y el trato inhumano” que se ejerció contra Patricia Arce Guzmán, alcaldesa de Vinto, departamento de Cochabamba.

En imágenes que recorrieron el mundo, pudo verse cómo la funcionaria -que pertenece al Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo- fue brutalmente atacada por grupos derechistas que la golpearon, pintaron y cortaron el cabello hasta que finalmente fue rescatada por la policía.

Además, el organismo condenó la violencia ejercida contra “otras mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños” y condenó enérgicamente el fallecimiento de una tercera “víctima de la intolerancia y violencia”, así como de las más de 300 personas heridas hasta el momento, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Este jueves, Limbert Guzmán, de 20 años, se convirtió en la tercera víctima fatal desde que estalló la crisis fogoneada por la oposición de derecha al gobierno. El joven había ingresado con muerte cerebral en un hospital de Cochabamba luego de las jornadas vividas en la ciudad que dejaron un saldo de 34 heridos.

Por otra parte, el organismo exige a la Policía Nacional, al Ministerio Público y al Órgano Judicial que “investiguen, procesen y sancionen a la brevedad posible a las personas responsables de estos atroces crímenes” y pide “un llamado inexorable al diálogo como única vía para evitar más muertes y recuperar la paz”.

Las acciones violentas de la derecha boliviana se incrementan día a día desde las elecciones del 20 de octubre, que el presidente Evo Morales ganó con el 47,08% frente al 36,51% de su principal adversario, Carlos Mesa. La oposición, que primer reclamó que haya una segunda vuelta -a pesar de que la diferencia fue superior a diez puntos- ahora directamente ha pasado a pedir la renuncia del jefe de Estado desconociendo el mandato de las urnas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos