Nacionales

25 noviembre, 2019

Caso Próvolo: condenas de hasta 45 años para los curas abusadores

Con un histórico veredicto, la Justicia cerró uno de los capítulos que enfrentan sacerdotes de la institución para niños y adolescentes hipoacúsicos, en este caso en Luján de Cuyo, Mendoza. Quedan causas abiertas en La Plata y Verona, Italia.

Finalmente, la Justicia condenó por abusos sexuales y corrupción de menores en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo (Mendoza) a los sacerdotes Horacio Corbacho y Nicola Corradi, así como también al ex empleado Armando Gómez. En las sedes del colegio de hipoacúsicos de la ciudad de La Plata y Verona (Italia), donde se tramitan causas similares, celebraron el veredicto.

Se trata de un juicio histórico, principalmente por las condenas: los curas Corbacho y Corradi recibieron penas de 45 y 42 años de prisión respectivamente. Por su parte, Gómez recibió 18 años de cárcel.

De esta manera, los jueces Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Crivelli, del Tribunal Penal Colegiado 2 de Mendoza, cerraron una etapa que se inició en noviembre de 2016, al calor de las primeras denuncias y revelaciones en torno a los abusos sexuales cometidos contra jóvenes sordomudos.

“Lo que se siente no es alegría porque, como se sabe, una sentencia fija los hechos y dice que estos ocurrieron, y realmente son horribles”, expresó el fiscal Alejandro Iturbide, quien llevó las acusaciones junto con su par, Gustavo Stroppiana.

En la etapa de alegatos, la Fiscalía pidió 45 años de prisión para los sacerdotes, la querella solicitó la pena máxima (50 años), y la abogada defensora de los abusadores quiso que el tribunal decidiera la nulidad del caso y los absuelva.

El debate se inició el 5 de agosto pasado y sus 49 jornadas fueron a puertas cerradas, debido al carácter privado de delitos de abuso sexual y contó con la tarea de intérpretes de Lenguas de Señas.

Las víctimas fueron 13 niños y adolescentes hipoacúsicos de entre 4 y 17 años, que registraron ante la Fiscalía 43 hechos por los que vieron vulneradas su integridad física y psicológica. En declaraciones brindadas en cámara Gessell, denunciaron que los abusadores se les insinuaban, los tocaban, los obligaban a ver material pornográfico y los violaban.

La Plata y Verona

En el año 2009 estallaron las denuncias por abuso sexual a alumnos del Instituto Próvolo de Italia y fueron acusados 24 personas entre sacerdotes y trabajadores con tareas en la institución.

Ocho años después, uno de los denunciados, el cura Eligio Piccoli, dijo que “en la época que los abusos eran una cosa común”, varios abusadores fueron enviados a la Argentina a trabajar a los institutos para hipoacúsicos. 

Uno de ellos se llama Nicola Corradi y fue la máxima autoridad del Instituto Próvolo de La Plata entre 1970 y 1997. El mismo cargo jerárquico ocupó años después el otro acusado, Horacio Corbacho, quien enfrenta la acusación de “abuso sexual simple agravado por su condición de ministro del culto católico” en la capital bonaerense, por parte de la fiscal Cecilia Corfield.

El caso Provolo es impactante debido a que los delitos no sólo eran a menores de edad, sino incapaces en razón de su condición de sordomudos, lo que los convertía en niños indefensos, algunos de ellos sin familia contenedora, debido a que los que se quedaban los fines de semana en el instituto eran quienes no tenían otro responsable a cargo. Se trata de hijos de familias con escasos recursos, o que venían de lugares alejados.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos