El Mundo

8 diciembre, 2019

El MAS apuesta a la unidad mientras la derecha se divide

Dos noticias importantes se dieron en Bolivia este fin de semana. Por un lado que la derecha irá dividida en por lo menos dos o tres candidaturas a las elecciones de 2020. Por otro que el partido del derrocado presidente Evo Morales se mantiene unido en defensa del proceso de cambio.

Este sábado se realizó en Cochabamba, Bolivia, el ampliado del Movimiento al Socialismo (MAS). Se trató de una asamblea en la que participaron representantes de los distintos movimientos populares, organizaciones de base, legisladores y otros dirigentes del partido político que gobernó el país desde 2006 hasta el golpe de Estado del pasado 10 de noviembre.

Tras una amplia deliberación se aprobaron siete puntos que quedaron plasmados en una resolución final. 

Quizás el más importante fue la definición de “mantener la unidad” de cara al proceso electoral que se llevará a cabo el año próximo para “garantizar la victoria del pueblo boliviano”. 

No obstante no se designaron candidaturas, aunque se propusieron algunos nombres. Entre ellos el de Andrónico Rodríguez, vicepresidente de la Federación de los 6 Trópicos de Cochabamba;  Adriana Salvatierra, ex presidenta del Senado; Luis Arce, ex ministro de Economía; y Diego Pary y David Choqueuanca, ambos ex cancilleres. La fórmula del MAS se definirá en el próximo ampliado a realizarse en El Alto.

Otro punto destacable de las resoluciones fue la designación de Evo Morales como jefe de campaña y que el programa político a impulsar será la Agenda Patriótica 2025. Es decir, la continuidad de la revolución democrático cultural interrumpida por el golpe.

“Agradezco la confianza por nombrarme jefe de campaña”, escribió Evo en su cuenta de Twitter y aseguró que elegirán “un candidato unitario”. “Gracias por no abandonarme, yo siempre estaré con ustedes”, añadió.

La asamblea del MAS también aprobó exigir a la Asamblea Plurinacional que juzgue a Jeanine Áñez, el ministro de Gobierno Arturo Murillo y otros funcionarios por genocidio y delitos de lesa humanidad. También conformarán una Comisión de Derechos Humanos del MAS que hará un seguimiento de los crímenes de la dictadura.

La derecha no se pone de acuerdo

Como contracara la unidad de la izquierda, los distintos sectores golpistas parecen haber retomado la dinámica que tenían cuando Evo Morales gobernaba: dividirse. 

El ex presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y uno de los principales voceros del golpismo, anunció que será candidato a la presidencia. Sin embargo, aclaró que el dirigente cívico de Potosí, Marco Pumarí, no será su compañero de fórmula.

Esto se debió a la negativa de Pumari de ir como vicepresidente acompañando a Camacho. El potosino aspira a encabezar una fórmula aunque todavía no confirmó su candidatura.

Quien sí lo hizo es Carlos Mesa, el ex presidente (2003 – 2006) que salió segundo en los comicios del 20 de octubre, detrás de Evo. De esta forma ya están aseguradas dos candidaturas que se disputarán la presidencia con el MAS.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos