Nacionales

10 diciembre, 2019

Las claves del discurso de Alberto presidente

El nuevo mandatario constitucional esbozó los principales lineamientos de su gestión y convocó “a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano-social”.

Con una plaza colmada de personas que asistieron a la asunción presidencial, la Asamblea Legislativa tomó juramento a Alberto Fernández como jefe de Estado y a Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta de la Nación. En su alocución, el nuevo mandatario constitucional esbozó los principales lineamientos de su gestión y convocó “a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano-social”.

Emergencia alimentaria y economía popular

El mandatario electo confirmó que la primer reunión oficial de su gobierno consistirá en el Pan Argentina Contra el Hambre “para poner fin a este presente penoso”.

“Debemos crear una ética de las prioridades y las emergencias. Más de 15 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria en un país que es uno de los mayores productores del mundo”, explicó.

En tanto, aseguró que “en la emergencia social es tiempo de comenzar por los últimos para después llegar a todos”. En este sentido, sentenció: “Los únicos privilegiados serán quienes han quedado atrapados en el pozo de la pobreza y la marginación”.

Por otra parte, prometió poner en marcha “acciones que faciliten que todos los titulares del Salario Social Complementario puedan insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo”, a la vez que incentivará la economía popular, el cooperativismo y la agricultura familiar. “Serán actores centrales de las políticas públicas”, subrayó Fernández.

Presupuesto 2020

El próximo 18 de diciembre, según confirmaron a Télam fuentes del Frente de Todes, ingresará al Congreso Nacional el borrador de la “Ley de leyes” que estipula los gastos que hará el Estado el próximo año. En este caso, la propuesta presentada el 15 de septiembre pasado por el gobierno de Mauricio Macri no será tenida en cuenta.

“Hemos pasado del estancamiento a una caída libre. En ese contexto he decidido que no le daremos tratamiento al Presupuesto presentado por el gobierno saliente”, explicó y agregó que esta ley sólo podía ser proyectada “una vez que la instancia de negociación de nuestra deuda haya sido completada y hayamos podido poner en práctica medidas que compensen el efecto de la crisis en la economía real”.

Asimismo, adelantó que el Presupuesto debía “ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con remánidas recetas que siempre han fracasado”, en relación a los lineamientos aportados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como condición para el otorgamiento del préstamo de 57 mil millones de dólares, cuyo último tramo fue rechazado por el propio Alberto Fernández.

“No hay progreso sin orden económico. Para reordenar a la economía debemos salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda”, sentenció.

Deuda externa, relación con el FMI y economía real

“Debemos aliviar la carga de la deuda y volver a desarrollar una economía productiva que nos permita exportar y afrontar los pagos”, explicó el presidente desde el estrado, porque “para poder pagar hay que crecer primero”.

En cuanto al vínculo con el organismo multilateral, consideró que desde el nuevo gobierno se buscará “una relación constructiva y cooperativa”. “No es cuestión de ganarle una disputa a nadie. El país tiene voluntad de pagar pero carece de los recursos para hacerlo”, agregó.

A su vez, enumeró algunos índices que dan cuenta del desastre económico en el que desembocó la Argentina en los últimos cuatro años. “La inflación que tenemos es la más alta de los últimos 28 años. La tasa de desocupación es la más alta desde 2006. El valor del dólar entre 2015 y la actualidad pasó de 9,70 pesos a 63. La Argentina no para de achicar su economía”, lamentó.

A su vez, alertó que “la pobreza está en los valores más altos desde 2008”, que “el nivel de producción industrial es equivalente al de 2006” y que “el empleo industrial registrado es similar al de 2007”. “Retrocedimos más de diez años”, dijo.

Región y soberanía

Con la mira en el desarrollo productivo de Argentina, el presidente apuntó al fortalecimiento del Mercosur y reparó en la relación comercial con Brasil: “Tenemos que construir una agenda ambiciosa que va más allá de cualquier diferencia personal entre quienes gobiernan en la coyuntura”, en referencia a su par brasileño, Jair Bolsonaro, ausente en la ceremonia de asunción.

A su turno, presentó un análisis acerca de la situación global: “Sabemos que se trata de un mundo altamente complejo con grandes problemas. Han crecido movimientos autoritarios, ha habido golpes de Estado y al mismo tiempo surgen reclamos ciudadanos contra el neoliberalismo”.

Un dato saliente de la jornada fue la vuelta del reclamo “imprescriptible” por la soberanía sobre las Islas Malvinas, opacado por la anterior administración: “Honraremos la memoria de quienes cayeron en la lucha por la soberanía. Lo haremos luchando por la solución pacífica del diferendo. No hay más lugar para colonialismos en el siglo XXI”.

A continuación, agregó: “Defenderemos, todas y todos, sin distinción de partidos, nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, la plataforma continental, la Antártida argentina y los recursos naturales que poseen porque pertenecen a todos los argentinos”.

Lawfare “Nunca Más”

La frase fue expuesta, esta vez, para advertir sobre los movimientos que se dan en los sótanos de la Justicia Federal. “Supo decir un penalista clásico que cuando la política ingresa a los tribunales, la Justicia escapa por la ventana. Sin una justicia independiente no hay república ni democracia. Solo existe una corporación de jueces atenta a satisfacer al poderoso”, disparó el presidente.

En ese sentido, manifestó: “Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, ordenada por operadores judiciales, procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos. Nunca Más una justicia que persigue según los vientos políticos del poder de turno, ni una justicia que es usada para saldar discusiones políticas y eliminar al adversario de turno”.

Por caso, adelantó que enviará un proyecto al Congreso para llevar adelante una reforma del Sistema Federal de Justicia y que intervendrá la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), a la que le eliminará el secreto de los fondos reservados de los agentes y los utilizará para financiar el Plan Argentina Contra el Hambre.

“Vamos rumbo al desarrollo con justicia social”

Entre los otros muchos anuncios, Fernández celebró la restitución del Ministerio de Salud y confirmó la declaración de la Emergencia Sanitaria “para volver a tener derecho a una salud pública y de calidad”.

Asimismo, contó que enviará al Congreso la base para conformar un Consejo Económico para el Desarrollo y que se buscará avanzar en la extensión de la jornada escolar “para revertir las desigualdades de origen” y formar más y mejor a las docentes.

En tanto, llamó a “reducir las desigualdades de género” y manifestó que “Ni Una Menos debe ser una bandera de la sociedad y de todos los poderes de la República”, ya que “es el deber del Estado reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos