Nacionales

10 diciembre, 2019

“Escuchamos decir que no volvíamos más, pero volvimos y vamos a ser mejores”

Alberto Fernández cerró el día de su asunción presidencial con un discurso ante una Plaza de Mayo repleta. Previamente habló su vicepresidenta, Cristina Fernández.

En el marco de una jornada cargada de emoción por la asunción presidencial y con una amplia movilización popular, Alberto Fernández cerró con un acto en Plaza de Mayo ante miles de personas. Allí, en un tono más informal que el de la Asamblea Legislativa, dio un discurso en el que aseguró que este martes “se pone fin a un tiempo y se inicia otro”.

Entre otras cosas, agradeció a Dios haberse cruzado en su vida con Néstor Kirchner y Cristina Fernández. No obstante reconoció que “alguna vez” se distanciaron y eso permitió la victoria de Cambiemos. 

Pero aclaró: “Lo importante es que hoy en esta plaza está Cristina, estoy yo, estamos todos unidos y decididos a poner la Argentina de pie”. “Al pasado más reciente simplemente recordémoslo. Tengamos memoria. Aprendimos que con nuestra división ellos se hacen fuertes, por eso nunca más vamos a dividirnos”, añadió.

“A la meritocracia del individualismo, a la política de salvate vos, vamos a imponerle la solidaridad”, enfatizó el presidente.

También hizo hincapié en uno de sus planteos más importantes de cara al nuevo gobierno: el hambre. “Vamos a trabajar todos juntos, vamos a hacer la mejor epopeya que podemos hacer como sociedad. Vamos a unir nuestro esfuerzo para que nunca más falte un plato de comida en la casa de cada argentino. Vamos a ponerle fin al hambre”, dijo.

En la misma línea, retomó sus palabras del mediodía, y manifestó que quiere un sistema judicial “que no nos avergüence” y que “deje de ayudar a los poderosos para perseguir a los opositores”.

Finalmente subrayó que sabe que la política “es contradicción de intereses”. “Se con Cristina a quienes estamos representando: a los que padecen, los que sufren, los que se quedaron sin trabajo y sin escuela”, completó.

“Cuatro años escuchamos decir que no volvíamos más. Pero volvimos y vamos a ser mejores. Gracias argentinos, gracias argentinas”, concluyó Fernández.

Previamente, la vicepresidenta Cristina Fernández había dado un mensaje en el que puntualizó que “lo colectivo es más importante que lo individual” y que los dirigentes “deben entender de una buena vez con generosidad y humildad” que “no todo termina y empieza en uno”.

“No soy hipócrita ni lo voy a ser nunca. Puedo equivocarme, pero saben que digo lo que pienso y hago lo que siento. Nunca otra cosa diferente”, destacó.

En esa sintonía planteó que “es necesaria siempre la lealtad, ese valor que algunos no entienden y piensan que es ‘seguidismo’ a un líder político”. “No, la lealtad entre la política y el pueblo es a dos puntas”, explicó.

Por último se dirigió a Alberto Fernández: “No se preocupe por las tapas de un diario. Preocupese por llegar al corazón de los argentinos y ellos siempre van estar con usted”. “A este pueblo maravilloso, que nunca abandona a los que se juegan por el, convoquelo cada vez que se sienta solo o que los necesita. Ellos siempre van a estar acá cuando los llamen por causas justas”, concluyó.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos