Deportes

17 diciembre, 2019

Suspendieron un partido de fútbol en España por gritarle “nazi” a un jugador

El hecho se dio en el encuentro de segunda división entre el Rayo Vallecano y el Albacete este domingo. El árbitro tomó la polémica decisión debido a los cánticos de la hinchada rayista contra el jugador Roman Zozulya al que acusan de simpatía con la ultraderecha de su país.

“¡Zozulya, eres un nazi!” y “¡fuera de Vallecas!” fueron algunos de los cantos que la hinchada del Rayo Vallecano le dedicó al jugador ucraniano del Albacete el último domingo. Tras finalizar el primer tiempo, el árbitro y ambos planteles decidieron suspender el partido por estos hechos, siendo la primera vez que se toma una decisión así en España por insultos.

El Rayo Vallecano es un equipo del barrio madrileño de Puente de Vallecas. Su hinchada, denominada Bukaneros, se caracteriza por su componente obrero y su ideología de izquierda y antifascista. Es usual ver en la cancha banderas y pancartas apoyando huelgas de trabajadores, repudiando el racismo, la xenofobia y la violencia policial. 

Por eso, su primera reacción fue repudiar esta decisión de suspender un partido por cantar contra un jugador por sus simpatìas filonazis, algo que no sucede cuando se cantan consignas racistas y homofóbicas.

“Ni por racismo, ni por xenofobia, ni por violencia. La primera vez que se suspende un partido en España es por decir la verdad. Zozulya eres un nazi”, escribieron los Bukaneros en Twitter.

Jugadores de la talla del camerunés Samuel Eto’o o los brasileños Marcelo y Dani Alves han recibido en más de una ocasión el insulto racista de “monos” en diferentes estadios. Sin embargo, nunca fue suspendido un encuentro a raíz de estos calificativos. Tampoco sucedió ante cantos homofóbicos como en el caso del jugador José María Gutiérrez, Guti,  al que un grupo de hinchas le gritó: “Guti, Guti, Guti, maricón”.

Una pelea que tiene antecedentes

No es la primera vez que la hinchada del Rayo Vallecano se enfrenta y repudia a Roman Zozulya. En el 2017 el club había fichado al ucraniano, pero publicaciones en la redes sociales realizadas por el jugador causaron un gran revuelo que desató una campaña de la hinchada para frenar su incorporación que terminó resultando exitosa. 

En los posteos se pueden ver fotos de Zozulya con el batallón de voluntarios Azov de ideología neonazi. Y otras en las que posa junta a una imagen de Stepán Bandera, colaborador del nazismo durante la ocupación de Ucrania en la Segunda Guerra Mundial. 

Bandera fue líder del Ejército Insurgente Ucraniano y responsable de haber cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad contra judíos y polacos el noroeste del país. 

La polémica tuvo fuerte repercusión en España. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reconocido hincha rayista, dijo al respecto que el jugador “era un neonazi” y que “en un barrio donde los derechos humanos son fundamentales, hay que respetar la dignidad de un equipo popular”.

Como contracara el entonces presidente ucraniano, Petró Poroshenko, manifestó su apoyo al jugador, y llegó a afirmar que el futbolista estaba siendo víctima de una “campaña de propaganda” y “guerra híbrida” orquestada por Rusia.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos