Cultura

10 febrero, 2020

Oscar 2020: por fin pasó algo

Contra una extensa tradición de sesgo angloparlante la película surcoreana Parasite le sacó la modorra a los Oscar llevándose todas las categorías importantes: Mejor película internacional, Mejor director, Mejor guión original y Mejor Película. No había pasado nunca.

Ramiro Acevedo

@raminaturalista

COMPARTIR AHORA

El domingo por la noche se realizó la 92° gala de los premios Oscar.  El galardón más famoso de la industria del cine es entregado por la Academia de Cine de la industria hollywoodense y si bien no posee el prestigio de otros festivales internacionales como Cannes, Berlín o Venecia sigue siendo la mayor referencia de la industria y sus nominaciones y premios inclinan la balanza de espectadores y espectadoras.

De un tiempo a esta parte se ha hecho cada vez más evidente que la Academia tiene algunos sesgos muy marcados a la hora de premiar. Tanto es así que en general todo el mundo sabe quién va a ganar en cada categoría, aplicando estos criterios al repertorio existente. Aunque de vez en cuando, algo nuevo pase.

Por un lado, los Oscar son absolutamente reaccionarios a la ciencia ficción. Blade Runner no ganó el Oscar a Mejor película y El regreso del Jedi tampoco. Lo mismo pasa con las comedias. En contraste existe una sobre representación del género dramático, especialmente si son dramas biográficos que transcurren en el pasado: Danza con Lobos, Amadeus, Gandhi, Forrest Gump y etcéteras varios. 

Por otro lado, ejerce un profundo sesgo racial. Es un premio esencialmente blanco. Se lo dan blancos a otros blancos. En los últimos años la Academia se amplió considerablemente incorporando nuevos integrantes que permitan una composición más diversa. Pero más allá de estos avances sigue siendo una organización de hombres blancos.

De vuelta, las excepciones son ínfimas. Forest Whitaker obtuvo el reconocimiento como mejor actor en 2007 por El último rey de Escocia y quizá haya alguno más. Esta tendencia generó respuesta por una activista negra que instaló el hashtag #OscarSoWhite (“Oscar tan blancos”) como forma de visibilizar la discriminación. En esta entrega, por ejemplo, solo una actriz de las cinco nominadas a mejor actriz era negra (Cynthia Erivo) y ninguno de los varones nominados a mejor actor.

Pero entonces llegó Parasite

Finalmente, quizá lo más esperable: los Oscar solo premian como mejor película a producciones norteamericanas o inglesas, siempre habladas en inglés. Los norteamericanos odian los subtítulos. Excepcionalmente coproducciones de uno de estos dos países con algún otro han obtenido el premio, como Slumdog Millonaire (coproducida con India) o El último emperador (producción inglesa, italiana y china). Nunca, en las 91° entregas previas de los Oscar obtuvo el premio a mejor película una producción que no tuviera detrás -al menos- una empresa norteamericana o inglesa.

Tiene para estas producciones un premio consuelo que es el de mejor película extranjera (habla no inglesa) o su actual versión políticamente correcta “mejor película internacional”. Solo en seis ocasiones una película que no esté hablada en inglés obligó a la Academia a incluirla en la terna más importante. El año pasado sucedió con Roma y terminó sucediendo lo esperable. Ganó en la nómina de película extranjera y perdió en mejor película con The Green Book. Pero en este 2020 llegó Parasite e hizo historia.

Parasite es el último trabajo del director coreano Bong Joon-ho. La película cuenta la historia de una familia trabajadora de Corea del Sur que se encuentra presionada por sus condiciones de vida (viven en un sótano y están sin empleo). En esta encerrona el hijo de la familia falsifica documentación que le permite conseguir un empleo como tutor de inglés de una joven de la adinerada familia Park y a partir de ahí los mundos de las dos familias se superponen en una historia que mixtura drama, suspenso y mucho de humor negro.

Llegaba a la ceremonia con muchos galardones, destacando la Palma de Oro del Festival de Cannes. Así y todo podía pensarse que se iba a dar la lógica y no iba a ganar. Sobre todo considerando que la Academia tenía un escape posible: 1917. La película británica encaja perfecto en el modelo de ganadora del Oscar: cuenta una pequeña historia en el contexto de un momento histórico de alta densidad (la primer guerra mundial), su director Sam Mendes ya contaba con un premio Oscar a Mejor director y Mejor película por su trabajo en American Beauty y como frutilla del postre, escribió el guión a partir de los relatos de su abuelo, dándole al asunto un aura de historia verídica. 

Finalmente, en una insulsa y estirada ceremonia el reparto se dio de la manera inesperada. Los premios técnicos (fotografía y efectos visuales) y banda sonora fueron para 1917, pero en todas las categorías importantes se reconoció a la obra de Bong Joon-ho.

En las categorías de actuación los premios fueron a a perfomances destacadas de actores y actrices con trayectoria. Si bien Scarlett Johansson llegaba como favorita Renée Zellweger obtuvo el premio a Mejor actriz por su personificación de Judy Garland y Laura Dern como Mejor actriz de reparto por su trabajo en Historia de un matrimonio. En las categorías masculinas el viejito piola de Brad Pitt obtuvo el premio como Mejor actor de reparto por su trabajo en Érase una vez en Hollywood dejando en el camino a Al Pacino y Joe Pesci con sus actuaciones en El Irlandés. La película Scorsese, gran apuesta de la industria del streaming del 2019, se fue con las manos vacías.

Y como no podía ser de otra manera Joaquin Phoenix recibió el premio a Mejor actor por su doble transformación: primero en Arthur Fleck, un pobre tipo de Ciudad Gótica y luego en el Joker, un criminal sádico con excesos de teatralidad. Solo en un cinematográficamente concurrido 2019 es posible que Joker no sea la mejor película del año.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos