El Mundo

10 febrero, 2020

La policía asesinó al presunto jefe de los sicarios que asesinaron a Marielle Franco en Brasil

Adriano Magalhães da Nóbrega, señalado como el líder de la banda responsable del crimen de la concejala de la ciudad de Río de Janeiro, fue abatido en un enfrentamiento con la policía en el Estado de Bahía donde permanecía prófugo hace más de un año.

Conocido como el capitán Adriano e investigado por el asesinato en 2018 de Marielle Franco, concejala de Río de Janeiro y defensora de los derechos humanos, Adriano Magalhães da Nóbrega murió este domingo luego de enfrentarse a tiros con la policía. El hecho ocurrió en el municipio de Esplanada, ubicado en Estado de Bahía, al nordeste de Brasil.

“En el momento de su arresto disparó contra los oficiales y resultó herido. Fue llevado a un hospital pero murió como consecuencia de sus heridas”, informó un comunicado de la Secretaría de Seguridad de Bahía. “Siempre tratamos de apoyar a la policía en otros Estados y, esta vez, priorizamos el caso porque es de relevancia nacional. Intentamos hacer el arresto, pero el sospechoso prefirió reaccionar disparando”, explicó por su parte Mauricio Teles Barbosa, secretario de Seguridad Pública. 

En el operativo, en la casa donde se alojaba el fugitivo, fueron encontradas una pistola de nueve milímetros de calibre y otras tres armas de fuego.

La Fiscalía que investiga el crimen de Marielle Franco sostiene que Magalhaes da Nobrega era amigo de Fabricio Queiroz, ex asesor del senador Flavio Bolsonaro, hijo mayor del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Flavio es investigado junto con Queiroz por desvío de fondos públicos y blanqueo de capitales durante su paso como diputado regional carioca.

En 2005, el ex policía Magalhães da Nóbrega fue condecorado por el hijo de Bolsonaro con la Medalla Tiradentes, la más alta distinción otorgada por el Estado de Río de Janeiro, a pesar de estar involucrado en otro homicidio. Estaba acusado de liderar el “Escritório do Crime” (Oficina del Crimen), la milicia paramilitar señalada como la responsable del asesinato de Franco.

Por la muerte de actualmente permanecen detenidos los ex policías militares Ronnie Lessa, presunto autor de los disparos, y Elcio de Queiroz, acusado de manejar el auto que encerró al vehículo que trasladaba a Marielle.

Sin embargo, todavía se desconoce la autoría intelectual del crimen. En ese sentido, el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), la fuerza donde militaba la concejala, emitió un comunicado donde pide que la muerte del ex policía sea aclarada. “La milicia a la cual pertenecía estaba sospechada de estar implicada en el asesinato de Marielle, y él era una personaje clave para dilucidar una serie de crímenes”, señalaron.

La concejala Marielle Franco era una figura en ascenso de la izquierda brasileña en el marco del gobierno ilegítimo de Michel Temer, que asumió tras el golpe de Estado parlamentario contra Dilma Rousseff en 2016.  Fue elegida ese mismo año con 46 mil votos, siendo una de las más votadas en el municipio de Río de Janeiro. 

Al momento de su asesinato, Marielle tenía 38 años y militaba en el PSOL. Defensora de los derechos de las mujeres y las disidencias sexuales, provenía de un hogar humilde y en los días previos a su muerte había denunciado un incremento de la violencia policial en las favelas de Río de Janeiro.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos