Nacionales

21 febrero, 2020

Confirman la condena a la patota nazi de Mar del Plata

La Justicia los acusó de utilizar la fuerza y el temor para imponer sus ideas y combatir otras basándose en “teorías de superioridad de raza”.

La Sala II del Tribunal de Casación Penal, emplazado en los edificios judiciales de Comodoro Py, confirmó la condena contra la patota nazi de Mar del Plata por infundir temor y cometer delitos con el fin único de imponer sus ideas y teorías.

La audiencia para confirmar la condena tenía como fecha el 18 de septiembre del 2019, pero fue postergada en varias oportunidades y este viernes 21 de febrero finalmente tuvo lugar.

De esta manera, la Justicia federal confirmó la condena a Alan Olea, Gonzalo Paniagua y Oleksander Levchenko (9 años y 6 meses de cárcel); Nicolás Caputo (8 años y 6 meses), Giuliano Spagnolo (5 años y 6 meses) y Franco Pozas (4 años y 6 meses).

Los integrantes de la patota habían apelado la condena, que tuvo lugar en mayo del año 2018. La misma los señalaba por “organizar y formar parte de una agrupación destinada a imponer sus ideas y combatir las ajenas por la fuerza o el temor y realizar propaganda basada en ideas o teorías de superioridad de raza, religión o grupo étnico”.

Esta banda accionó entre octubre de 2013 y febrero 2016, agrediendo a miembros de la comunidad trans y activistas por la igualdad de género con caños de pvc rellenos de cemento.

“El único lugar para estas personas intolerantes y violentas es la cárcel”, manifestó el abogado de la querella, César Sivo. Por su parte, el fallo que los condenó argumenta que  generaron “un envenenamiento del clima social” en Mar del Plata.

Durante la lectura del fallo, el juez Roberto Falcone aseguró que “los delitos perpetrados por los acusados incitan al odio, a la hostilidad, a la discriminación, a la violencia, todos sentimientos destructivos del orden social y democrático”.

“Los acusados profesan una ideología totalitaria, racista y violenta, la dinámica del odio que estimula la ideología nazi conlleva a buscar la reafirmación frente al otro, frente al diferente, mediante la violencia, el objetivo ante el distinto, el inferior, el no ario, primero es hacerlo callar para después alejarlo y finalmente exterminarlo”, agregó.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos