Deportes

27 febrero, 2020

Falleció Braian Toledo, el hijo de los Juegos Evita

Durante la madrugada del jueves el lanzador de jabalina de 26 años sufrió un accidente en su moto, cerca de la localidad bonaerense de Marcos Paz. Este año iba a participar de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Braian Toledo murió durante la madrugada de este jueves 27 de febrero al chocar con su moto cerca de Marcos Paz, localidad bonaerense de la que era oriundo. Tenía apenas 26 años y se estaba preparando para participar en sus terceros Juegos Olímpicos en Tokio.

Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter. “Hemos perdido a una gran persona, nuestro querido Braian Toledo” al que calificó de “extraordinario deportista, humilde, generoso siempre solidario con los demás”. “Querido Braian QEPD, te extrañaremos mucho. Rezaremos por ti. Mis condolencias a toda la familia en este desgarrador y triste momento”, completó.

“Joven y talentoso, pero más que nada protagonista de una historia de vida llena de lucha y superación. Qué tristeza la noticia de la muerte de Braian Toledo”, sostuvo el periodista deportivo Daniel Arcucci.

Braian nació en Marcos Paz el 8 de septiembre de 1993 y desde chico empezó a practicar deportes. Pero a diferencia de otros chicos que eligen el fútbol o el básquet, él eligió el atletismo. Su entrenador Gustavo Osorio vio que su contextura física y su concentración y dedicación eran características muy buenas para el lanzamiento de la Jabalina.

En 2006, empezó a participar de los Juegos Bonaerenses Evita, campeonatos organizados justamente para estimular a los jóvenes en el deporte de alto rendimiento. Si bien el peso de la Jabalina era acorde a su edad (el implemento pesa 800 gramos en las competencias de mayores pero en las categorías juveniles hay de 400, 600 y 700 gramos), ya tenía marcas que superaban la media entre sus compañeros.

Estos primeros torneos fueron observados por la Secretaría de Deportes de la Nación y decidieron becar a Braian y a su entrenador para potenciar su proyección. De ahí en adelante Toledo fue el orgullo de Marcos Paz compitiendo primero en todas las competencias juveniles mundiales y continentales trayendo resultados que no dejaban de sorprender.

En 2009 se llevó el bronce en el Mundial de menores de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) en Italia y en 2010 alcanzó el oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud realizados en Mar del Plata. En 2011 consiguió un bronce en los Panamericanos de Guadalajara y en 2012 fue oro en el Campeonato Iberoamericano de Atletismo y plata en el Mundial Junior de Barcelona.

Ese mismo año, en Londres, antes de cumplir 19 años tuvo su primera experiencia olímpica pero sus marcas no fueron las mejores y quedó en el puesto 30. Sin embargo, nunca bajó los brazos, el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) siguió apoyando la carrera de Braian y llegó a Río de Janeiro 2016 con grandes chances de meterse en la final.

Si bien no obtuvo medalla, logró meterse entre los 12 mejores de la competencia, un logro que ningún argentino había alcanzado en esa disciplina desde que lo hiciera Ricardo Heber en Helsinki 1952.

En el último tiempo se había radicado en Finlandia, país reconocido por sus lanzadores de jabalina. “Me fuí a Finlandia porque me cansé de que me ganaran”, había dicho en una entrevista en 2017. Su objetivo era prepararse lo mejor posible para Tokio 2020.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos