Batalla de Ideas

19 marzo, 2020

El periodismo después de Macri

Notas cumple seis años y Alberto Fernández cien días al frente del gobierno en medio de una pandemia que nadie previó y cuyas consecuencias aún se desconocen. Sobrevivimos a cuatro años de neoliberalismo explícito y acá estamos, obligades a repensar y discutir cómo encarar lo que se viene.

Crédito: Carlos Brigo

Editorial

COMPARTIR AHORA

El 19 de marzo de 2014 nació Notas – Periodismo Popular. El gobierno de Cristina Fernández llegaba a su fin y el futuro no estaba claro. En ese contexto de incertidumbre nos preguntamos por primera vez: ¿Periodismo popular? ¿Para qué?

Esa misma pregunta debimos repetirla un año y medio después, cuando recibimos el cachetazo de la victoria electoral de Mauricio Macri. Resistimos los cuatro años de furioso neoliberalismo, que trajeron una concentración aún mayor de los medios de comunicación, y llegamos a octubre del año pasado, cuando, por tercera vez en nuestra corta historia y ante el triunfo de la fórmula Fernández-Fernández, debimos preguntarnos: ¿Para qué?

Los momentos de mayor movilización social fueron, no casualmente, los de mayor exposición y alcance para nuestro portal. El Mundial de Brasil 2014; el primer Ni Una Menos (en una época donde casi ningún medio tenía una sección de géneros) y el ballotage presidencial de 2015; los primeros meses de ajuste brutal macrista con despidos masivos en el Estado; la campaña de Cristina Fernández a senadora en 2017; las devaluaciones de mayo y agosto de 2018; y, por supuesto, las presidenciales argentinas de 2019 y el reciente golpe de Estado en Bolivia.

Momentos en que la atención está puesta en determinado proceso o hecho puntual, abren espacio para que otras miradas -necesarias- puedan hacerse un lugar en una agenda periodística más concentrada y conservadora que cuando nacimos, hace seis años.

La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, desguazada por Macri y olvidada por Alberto Fernández es hoy letra muerta. El actual presidente ya dejó en claro que no buscará desconcentrar el sistema de medios ni retrotraer medidas nefastas como la fusión entre Cablevisión y Telecom, que atentan directamente contra el derecho a la información.

En su discurso de apertura de sesiones, apenas dedicó unas líneas al ámbito de la comunicación (a la que alguna vez calificó como “un negocio”) para hablar exclusivamente de los medios públicos y de contenidos educativos en la pauta oficial.

Se trata de uno de los puntos más flojos del nuevo gobierno. No sólo porque parece desconocer la importancia de democratizar el acceso a la información, sino que también ignora el rol social que tienen algunos medios de comunicación en momentos de crisis como los que vivimos.

Quedó demostrado en los cuatro años de macrismo que el periodismo de la resistencia fue clave para aguantar y luego superar una ofensiva sobre la clase trabajadora como no se veía desde la década del ‘90.

La irresponsabilidad periodística en el marco de la expansión del coronavirus es solo un nuevo capítulo. Pero ya quedó demostrado en los cuatro años de macrismo que el periodismo de la resistencia fue clave para aguantar y luego superar una ofensiva sobre la clase trabajadora como no se veía desde la década del ‘90. Fueron los pocos medios progresistas que quedaron en pie y no se alinearon con el gobierno de Cambiemos y, sobre todo, los autogestivos quienes denunciamos el saqueo neoliberal.

Revista Cítrica, experiencia cooperativa surgida de los trabajadores y trabajadoras despedidas del diario Crítica en 2010, fue el primer medio en informar sobre la represión en el Pu Lof Cushamen el 1 de agosto de 2017. Ese día desapareció Santiago Maldonado. 

Desde las web de El Destape y los micrófonos de FM La Patriada, Juan Amorín denunció la trama de los aportantes truchos de Cambiemos.

Fuimos los medios populares los que dimos voz a las y los trabajadores del Estado cuando los despidieron en masa; a los compañeros y compañeras de la Agencia Télam ante el desguace que quería impulsar Hernán Lombardi junto en los directivos de la empresa; a los organismos de Derechos Humanos ante el negacionismo de los funcionarios de turno.

Y la lista podría seguir, demostrando la necesidad histórica, política y social de tener medios de comunicación comprometidos y serios en el manejo de la información. Allí nos encontramos durante estos años y hoy seguimos levantando esas banderas.

Es cierto: la época demanda tareas quizás más urgentes. El nuevo gobierno encontró un país devastado, endeudado hasta la médula y donde la pobreza y el hambre son problemas que requieren una solución inmediata. La pandemia de coronavirus solamente complica aún más un escenario externo e interno que ya era más que difícil.

Pero nosotres no nos resignamos. Espacios como el nuestro tienen una tarea histórica que llevar adelante.

Desde el primer día, Notas – Periodismo Popular puso de manifiesto las coordenadas en las que se iba a ubicar. Lejos de la falsa neutralidad y presunta independencia de las empresas periodísticas de mayor alcance en nuestro país, como así también del mal llamado “periodismo militante” que más bien supo ser propaganda del gobierno, con poca llegada y prácticamente nula eficacia.

Sin embargo esto nunca significó una equidistancia falaz. Esa que intentó nuclearse los últimos años bajo el poco sutil concepto de “Corea del Centro”. No. 

Como decíamos en nuestro cuarto aniversario “un periodismo que se reivindique popular debe acompañar y dialogar con los procesos de organización de la sociedad en la que está inserto. Será a través de ese intercambio como se enriquecerá la perspectiva que permitirá ir avanzando hacia la construcción de un nuevo horizonte y de una mejor herramienta comunicacional para el cambio social”.

Estamos convencidos y convencidas que el triunfo de un proyecto, de un discurso, de una idea; en definitiva la construcción de una hegemonía sin materialidad, sin cuerpos en acción, sin organización, no es más que un sueño posmoderno.

Lo hicimos y lo haremos no con objetividad, si no con rigurosidad. No haciendo alarde de la libertad de expresión para decir cualquier cosa sin chequear, sin tener en cuenta nuestra responsabilidad social, si no con la mirada puesta siempre en garantizar el derecho a la información.

Es por eso que no dudamos en celebrar el triunfo electoral de Alberto Fernández en octubre del año pasado y por eso no dudaremos tampoco en reivindicar y defender aquellas medidas que beneficien al pueblo. Pero tampoco seremos cómplices de políticas regresivas, que afecten a los sectores populares, a la soberanía nacional o al medioambiente.

Lo haremos siempre, desde las experiencias concretas de organización de nuestro pueblo: en la economía popular, en el movimiento feminista y disidente, en la clase obrera organizada en sus sindicatos.

Porque estamos convencidos y convencidas que el triunfo de un proyecto, de un discurso, de una idea; en definitiva la construcción de una hegemonía sin materialidad, sin cuerpos en acción, sin organización, no es más que un sueño posmoderno.

Hoy, enfrentamos una pandemia mundial inesperada que está afectando la economía global. Pero en Argentina cargamos con una verdadera pesada herencia y la necesidad de construir un nuevo proyecto de país. 

Van apenas cien días, pero más temprano que tarde, habrá que empezar a rendir cuentas de lo que se logre y lo que no. Las tendrá que rendir la política, pero también los medios. 

En ese camino no se puede perder ni la autonomía, ni la capacidad crítica. Pero tampoco nuestra organización como trabajadores y trabajadoras de prensa. Ante la lógica del capitalismo que busca dividirnos como clase atacando nuestros derechos, pero también nuestros consumos culturales, ideológicos y políticos, debemos construir un periodismo y una comunicación integral, crítica y con un fuerte anclaje popular.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos