El Mundo

26 marzo, 2020

Lula presiona para el impeachment a Bolsonaro por su manejo del Coronavirus

El ex mandatario brasileño propuso la destitución del actual jefe de Estado quien rechaza las medidas de cuarentena masiva y califica al virus de “gripecita” a pesar de las 57 muertes registradas y más de 2.400 infectados en el país.

Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente de Brasil y principal figura de la oposición, pidió que renuncie o se destituya al mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro, por su gestión frente a la pandemia de Coronavirus.

“O este ciudadano [Bolsonaro] renuncia o se enfrenta a un ‘impeachment’, porque no es posible que alguien sea tan irresponsable de jugar con la vida de millones de personas”, opinó el líder del Partido de los Trabajadores (PT).

Este martes, Bolsonaro dio un discurso donde afirmó que  “algunas autoridades estatales y municipales deben abandonar el concepto de tierra arrasada”. A la vez, rechazó la idea de prohibir el transporte público, cerrar comercios y aplicar confinamientos masivos, como los que han decretado ya la mayoría de los países de la región. También demandó “un retorno a la normalidad” y acusó a la prensa de “difundir miedo”. 

Frente a estas posturas, el ex presidente Lula afirmó estar “asustado” y opinó que el discurso “fue una demostración tremenda de incapacidad política”.

“Los partidos políticos, no solo los de izquierda, todo el Congreso Nacional, debe empezar a discutir muy seriamente lo que pasará con Bolsonaro”, concluyó el ex jefe de Estado.

Un presidente cada vez más solo y sin control de la situación

Mientras que Bolsonaro ignora el riesgo que el virus supone para la sociedad, algunos líderes de bandas narcotraficantes radicados en las favelas han tomado la iniciativa de dictar sus propias normas de confinamiento y han decretado un toque de queda diario a partir de las 20 horas.

A su vez, la posición asumida por el mandatario frente a la pandemia ha creado tensión con su vicepresidente, Hamilton Mourão, y con los gobernadores. En este sentido, Mourão afirmó que la posición del gobierno contra el contagio del coronavirus “es una sola, el aislamiento”, aún cuando Bolsonaro públicamente sostiene lo contrario.

Asimismo, contrariamente a lo que afirma el jefe de Estado, el gobernador de São Paulo, João Dória, aprobó la semana pasada una cuarentena ya que en ese Estado se registran los datos más severos, con 30 fallecidos y 745 casos confirmados. Su homólogo en Río de Janeiro, Wilson Witzel, publicó un decreto parecido en una región donde ya se contabilizan cuatro muertos y 233 contagiados. Al respecto, Bolsonaro tildó a Dória de “lunático”. 

Esta semana, además, publicó una medida permitiendo la suspensión por cuatro meses de los sueldos de los trabajadores la cual tuvo que revocar horas después por el profundo rechazo que causó en la sociedad.

Por otra parte, ya son ocho los cacerolazos en ciudades como Sao Paulo, Rio de Janeiro, Salvador, Porto Alegre, Recife, Belo Horizonte y Brasilia en protesta contra el presidente y su gestión frente a la pandemia. Una reciente encuesta telefónica realizada por Datafolha a 1558 personas dio como resultado que el 59% rechaza el manejo de Bolsonaro frente a la crisis sanitaria más importante de nuestra era por considerarla mala y regular.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos