El Mundo

29 marzo, 2020

¿Cosas de la civilización?

Desde muy temprano en la historia de la humanidad existe la idea de que la naturaleza es infinita y capaz de absorber cualquier tipo de modificación. Que es algo que se puede controlar, como un enemigo a vencer. Dominarla se traduce en un signo de desarrollo económico y social.

Tatiana Velehorski

COMPARTIR AHORA

Existe un estrecho vínculo entre la destrucción de ecosistemas y la propagación de agentes patógenos. El aumento de la exposición del ser humano a estos es cada vez mayor debido la destrucción de hábitats naturales para, por ejemplo, la construcción de infraestructuras en territorios boscosos, que rompe el equilibrio ecológico y crea condiciones favorables para la propagación de enfermedades infecciosas. Así se observa en las llamadas “enfermedades emergentes”, entre ellas, el ébola, la gripe aviar, la gripe porcina y, actualmente, el coronavirus covid-19.

Las consecuencias de la invasión y destrucción por parte de los seres humanos de los hábitats son, en muchas ocasiones, irreversibles. Reduce inevitablemente el número de especies y se pierde biodiversidad. Es decir, desaparecen especies intermedias que actúan como barrera y nos protegen de distintos tipos de enfermedades que pueden ser transmitidas desde los animales a los seres humanos (técnicamente a este proceso se lo denomina zoonosis). Sin la protección de la biodiversidad, quedamos expuestes a especies con las que nunca habíamos tenido contacto.

A esta situación se suma el comercio ilegal e incontrolado de especies silvestres, muchas de ellas en peligro de extinción. Combinado con la alta movilidad de personas de un lugar a otro traslada estos tipos de virus. Por eso hoy en día las enfermedades son globales.

Estos saltos zoonóticos se dan con más frecuencia de la que pensamos. En solo dos décadas, la humanidad ha atravesado por tres epidemias de coronavirus: SARS en el año 2002, MERS en el 2009 y el actual covid-19.

En el caso particular de América Latina, además, se suma el dengue que es una enfermedad viral transmitida por los mosquitos que se presenta en los climas tropicales y subtropicales. La consecuencia directa de esta epidemia está asociada a la quema de bosques en el Amazonas para hacer campos de cultivo lo que provoca la simplificación o la destrucción de ecosistemas enteros.

Habitualmente cuando se busca el origen de las pandemias se recurre a los animales sin evaluar el rol que tiene la especie humana, que de forma directa o indirecta, produce la migración forzosa de las especies de sus ámbitos naturales.

Es esencial entender que un ecosistema es mucho más que la suma de las partes. Cada componente biótico (organismos vivos como plantas, animales, hongos y microorganismos) y abiótico (de origen orgánico como las hojarascas que se acumulan en las superficie del suelo o inorgánica como gotas de lluvia, viento, nutrientes del suelo, etc.) tiene una función particular y una forma de interactuar con el resto de los componentes en un espacio y tiempo determinados. 

Con el desarrollo tecnológico, la especie humana ha logrado transformar los ecosistemas naturales de una forma sin precedente, por lo que no se trata de un componente más. A diferencia del resto de las especies, hemos modificado el ambiente con un determinado fin. En ese proceso, los componentes y los procesos funcionales del mismo son manipulados para llegar a un estado deseado del ecosistema natural para plantaciones forestales, campos de cultivo, ambientes urbanos, etc. De esta forma, se pasa de un ecosistema natural a uno artificial y cuanto menos semejanza entre la estructura y funcionamiento de uno y otro, mayor será el costo ambiental y económico de su mantenimiento.

Inevitablemente, al transformar los ambientes naturales se pierden servicios ambientales esenciales como, por ejemplo, la calidad y cantidad de agua complejizando el mantenimiento del sistema de soporte de vida del planeta y, por ende, disminuyendo la calidad de vida de las personas.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos