Nacionales

29 mayo, 2020

Confirmaron que la bala que mató a Luis Espinoza pertenecía a un policía

El trabajador rural fue encontrado muerto la semana pasada, y nueve efectivos de la Policía de Tucumán se encuentran implicados en su asesinato.

Luis Espinoza, vecino y trabajador de la localidad tucumana El Mecho, desapareció el 15 de mayo, luego de que la policía de la localidad reprimiera a un grupo de personas por una presunta violación de la cuarentena. Tras su desaparición, la familia encontró sangre y marcas de arrastre en el último lugar que fue visto. Su cuerpo fue encontrado el viernes 22 de mayo envuelto en una bolsa y con un disparo en el omóplato, arrojado al fondo de un acantilado de Catamarca. 

Este viernes se conocieron los resultados de las pericias forenses del Laboratorio de Criminalística del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), que dejaron evidencia que la bala que mató a Luis corresponde a un arma reglamentaria de la Policía Tucumana.  Se trata de una pistola Jericho calibre 9 mm que pertenecería al oficial auxiliar José Morales, uno de los nueve oficiales imputados por el asesinato.

Además de Morales, se encuentran detenidos: el subcomisario Rubén Montenegro, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos José Paz , Claudio Zelaya y Miriam González; el agente Esteban Rojas González; el vigía ciudadano de la comuna de Monteagudo Sergio Santillán, y un civil, hermano de uno de los policías.

Luis era el único sostén económico de su familia, compuesta por sus seis hijos y su mujer. Dado a los gastos que implica llevar a cabo la investigación de su asesinato, sumado a la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus, lanzaron una campaña solidaria nacional para recaudar fondos.  “A Luis se le había incendiado la casa el año pasado. Con sus propias manos comenzó a reconstruirla, pero no pudo terminar porque la brutalidad policial le quitó la vida”, destacó Mariana Romero, la periodista Tucumana que está llevando a cabo la cobertura del caso.

“Hoy la casa de Luis, situada en el paraje Rodeo Grande, localidad de Simoca, no tiene puertas, ventanas ni muebles. Su familia vive de la solidaridad de los vecinos, que también se dedican a las tareas del campo”, relató Mariana. 

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos