Derechos Humanos

28 junio, 2020

Stonewall: orgullo y rebelión

Cada 28 de junio se celebra a nivel mundial el Día del Orgullo Lésbico, Gay, Bi, Travesti, Transexual, Transgénero, Intersex y Queer (LGBTTTIQ), en conmemoración de aquel día en que maricas y tortas, en el bar gay Stonewall Inn, se enfrentó a la policía de Nueva York luego de una serie de arrestos y abusos verbales y físicos de parte de la fuerza pública.

Corría el año 1969 y el mundo estaba atravesado por revoluciones políticas, sexuales y culturales. EE.UU. y Europa fueron epicentro de la revolución sexual occidental en la que las disidencias sexuales cobraron mayor visibilidad.

Sin embargo, a fines de junio sucedió un hito que terminó siendo fundante en la historia del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transexuales, Transgéneros, Intersex y Queers (LGBTTTIQ). En la ciudad de Nueva York la persecución por parte de la policía era constante. Allí, donde la diversidad se hizo presente, apareció la fuerza aleccionadora del Estado.

La noche del 28 de junio, una razzia policial ingresó a Stonewall Inn, ubicado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village y donde la mayoría de concurrentes eran latinos, trans y afrodescendientes. Entre arrestos y abusos de autoridad la fuerza de seguridad desencadenó una serie de disturbios que culminó con una concentración en la puerta del bar, que la obligó a retroceder y atrincherarse dentro.

Este hecho produjo más protestas las noches siguientes, hasta que en cuestión de semanas las y los clientes del bar se organizaron en grupos de activismo para manifestar su identidad y orientación sexual abiertamente y sin miedo a ser arrestados. Dicho levantamiento empoderó al movimiento que dio un salto en organización.

Fue así que tiempo más tarde se creó el primer Frente de Liberación Gay y al año siguiente tuvo lugar la primera movilización en territorio estadounidense, cuya asistencia fue de entre cinco mil y diez mil personas. A partir de allí, nada fue igual: la dinámica se replicó en el resto del mundo con consignas que exigían igualdad de derechos y el freno a la discriminación.

Diversidad en suelo rioplatense

En Argentina, los primeros pasos de la Marcha del Orgullo LGBTTTIQ se dieron en junio de 1992 pero más tarde, a fines de resguardar la salud del colectivo -entre quienes había un número importante que padecía el virus VIH/SIDA-, se eligió realizar la jornada en el mes de noviembre, con un clima menos hostil que el frío invierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El 28 de junio de 1992, la marcha se concentró frente a la Catedral y se dirigió al Congreso de la Nación. Por entonces, unas 250 personas asistieron, y celebraron la Semana del Orgullo Gay-Lesbiano.

En los últimos años, después décadas de lucha que incluyeron la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género, son cientos de miles de personas las que se convocan en las calles de todo el país, para seguir exigiendo y reclamando su derecho a ser libres.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos