Cultura

3 septiembre, 2020

#JuevesDeCultura

Más de 60 organizaciones culturales de la Ciudad de Buenos Aires siguen reclamando la declaración de la #EmergenciaCulturalBA. Bajo el hashtag #JuevesDeCultura, se imponen en la agenda política visibilizando sus reclamos.

Al empezar la cuarentena, la actividad cultural fue la primera en restringirse. Miles y miles de trabajadores culturales se vieron imposibilitades de continuar con sus actividades y, por lo tanto, de percibir ingresos. Además, desde que comenzó el aislamiento ya cerraron 5 espacios culturales de la Ciudad por no poder sostener los enormes gastos que incluyen alquileres altos y servicios básicos, entre otros. 

Ante esta situación, las distintas entidades, organizaciones, y actores del sector cultural de la Ciudad impulsaron en unidad la campaña #EmergenciaCulturalBA, que vio su lanzamiento el jueves 20 de agosto a las 11 de la mañana con un twittazo masivo que llegó a ser  tendencia nacional. Distintas figuras de la cultura, como Cecilia Roth, Luisa Kuliok, Cristina Banegas, el Indio Solari y Víctor Hugo Morales, se sumaron a levantar la consigna.

Esta iniciativa pone de manifiesto las distintas problemáticas que está atravesando el sector y la falta de políticas públicas. Desde el Ministerio de Cultura de la Ciudad, únicamente se lanzaron líneas de subsidios ordinarias, desoyendo la necesidad del sector de recibir una partida extraordinaria para poder subsistir, que no sólo no son suficientes, sino que siguen respondiendo a la lógica del concurso, dejando por fuera a muchos espacios.

Por otro lado, muchos de los subsidios ya otorgados todavía no se rindieron (como es el caso al día de la fecha del Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y las Ciencias). Además, el pasado 10 de agosto se aprobó un protocolo para que los espacios retomen sus actividades mediante el streaming. Sin embargo, no resuelve el problema de fondo, ya que los ingresos que se generan quedan muy por debajo de los costos de apertura, además de exigir una distancia mínima que no tiene relación con el tamaño que tienen la mayoría de los espacios, imposibilitando cualquier tipo de actividad.

¿Cuáles son los reclamos específicos?

Dentro del pliego de reivindicaciones, está la demanda de implementación de los siguientes cuatro proyectos de ley que engloban a todo el sector cultural, y brindan políticas de contención económica que permite cuidar la actividad cultural de la Ciudad:

El proyecto número 649, que propone la declaración de la emergencia de los espacios culturales independientes, tanto habilitados como en proceso de habilitación, durante 6 meses (con posible prórroga). Quedarían exentos del pago de ABL, ingresos brutos e impuesto de sellos y recibirían una ayuda monetaria para los servicios, los alquileres y los salarios de sus trabajadores.

El proyecto número 836, que busca un subsidio excepcional mensual -del 50% del salario mínimo, vital y móvil- para todes les trabajadores de la cultura.

El proyecto número 1378, que promueve establecer incentivos económicos mensuales a las librerías independientes, que ayuden  al pago de servicios y alquileres, y la exención del pago de  impuestos.

Y el proyecto número 1534, que plantea un subsidio de emergencia de $100.000 para editoriales independientes, destinado a la impresión de ejemplares, ya que estas han disminuido sus ventas más de un 60%. 

Además, se exige un registro de trabajadores de la cultura y la creación de una mesa de trabajo con el Ministerio de Cultura de la Ciudad, para participar en la conformación y distribución del presupuesto 2021.

En un video difundido desde espacio ESCENA, dicen: “Entendemos la gravedad de la pandemia, la necesidad de poner mucha atención en el cuidado colectivo, por eso exigimos que también se nos cuide”, poniendo de manifiesto que la salida tampoco es la apertura de los espacios, desatendiendo la emergencia sanitaria. Comprendiendo que la crisis pandémica afecta de manera totalitaria al sector productivo de la CABA, el reclamo no se estructura en contra del aislamiento preventivo, si no a favor de atender las problemáticas del sector para, una vez vuelta su normalidad laboral, poder retomar las actividades culturales con los espacios de pie. 

***

Son miles de artistas callejeres, más de 700 espacios culturales, 200 editoriales independientes y todavía más trabajadores de la cultura -junto con docentes y profesionales de la producción- les que constituyen el sector cultural independiente de la Ciudad de Buenos Aires y el 11% del Producto Bruto Interno de la misma.

Sin encontrar aún respuesta concreta de parte del Gobierno de la Ciudad a una situación que cada día se vuelve más alarmante, gran parte del sector cultural en unidad se manifiesta mediante acciones virtuales que sucederán todos los jueves hasta que se declare la emergencia. En un claro llamado a las autoridades y a toda la sociedad, demuestran que resulta necesario estar a la altura de las circunstancias y reclamar de manera colectiva la declaración de la #EmergenciaCulturalBA cuanto antes. Porque la cultura es un derecho.

Si querés sumar tu adhesión, hacé click acá: http://bit.ly/emergenciaculturalba y completá tus datos.

Eloy Rossen, Bárbara Goldschtein y Lautaro Noriega.
Integrantes de BARDO – Colectivo Contracultural

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos