Educación y Ciencia

16 septiembre, 2020

Soledad Acuña insiste con la vuelta a clases

El gobierno de la ciudad volvió a presentar un protocolo para volver a las aulas. Ahora la propuesta es dar clases en plazas y en las calles para les pibes de primer grado, para les del último año del secundario y para les 6.500 estudiantes que perdieron el vínculo con la escuela.

Alicia García Tuñón

@AliGarciaTunon

COMPARTIR AHORA

El último martes hubo una nueva reunión del Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, con su par porteña, Soledad Acuña.

Cerca de las 19.30 del martes, el Ministerio nacional lanzó un twitt en el que anunciaba que ya estaban disponibles las 6.500 computadoras para les estudiantes de la ciudad que tuvieron escaso o nulo vínculo con la escuela. También convocaba a los ministros de Salud de ambas jurisdicciones a trabajar el proyecto de manera conjunta. A los pocos minutos, el twitt fue eliminado.

Paralelamente, Soledad Acuña comenzó a informar a los distintos medios que tenía una nueva propuesta para comenzar las clases redoblando la apuesta.  Ahora, en lugar de aulas digitales, plazas y calles. “No nos podemos resignar a terminar el año sin que los chicos vuelvan a clase”, anunció Acuña. Fotos de canchitas de fútbol y espacios al aire libre con bancos y pizarrón graficaban sus palabras.

En su “Plan de retorno a la presencialidad”, planteó que habría tres ejes a partir del 28 de septiembre: “Apoyo escolar y talleres de lectura en el espacio público”, “La escuela en la calle” y “Espacios evaluativos para el nivel superior”.

El primero está destinado a los 6.500 pibes que “perdieron” el contacto con la escuela. “Perdieron”, sigue diciendo la Ministra, como si hubiera sido una cuestión meramente individual y voluntaria y no de un Estado que los abandonó a su suerte sin computadoras, sin internet y con escasos alimentos.

Habrá un acompañamiento personalizado para grupos de 8 alumnes y 1 docente quienes, por una hora y cuarto, por turnos, concurrirán a las plazas de los barrios. También se propusieron talleres de lectura para les niñes de primer grado con referentes del Ministerio de Cultura de la Ciudad y algunas ONGs.

En el segundo eje se sostiene que  estudiantes de quinto o sexto año de 170 escuelas de nivel medio sacarán los bancos a la calle para tener clases dos veces por semana, a cargo de las autoridades y docentes de cada colegio. En ambos casos podrán participar las escuelas de gestión privada.

El tercer eje plantea que se tomarán exámenes presenciales para finalizar carreras de aquellas profesiones y oficios habilitados durante esta etapa de la pandemia: gastronomía, turismo, comunicación, actividad física y deportes y algunas especialidades técnicas como reparación de bicicletas y motos.

Nuevamente surgen preguntas y dudas sobre la necesidad de insistir con la vuelta a clases en la Ciudad.  En 18 provincias aún no empezaron las clases y hay menos casos de coronavirus que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por lo que pareciera una propuesta más de las que se toman para abrir la cuarentena sin preocuparse por la salud de les habitantes de la ciudad. “Quieren una foto de escuelas abiertas para mostrarle al país que en la capital nacional del coronavirus está todo abierto”, se pronunció Eduardo López, secretario adjunto de UTE.

¿Cuál va a ser la seguridad en esas plazas? ¿Las familias de les niñes de 1º grado deberán quedarse cerca? ¿Cómo se resguardará el mobiliario de un día para el otro? ¿Tendrán que llevarlos a la escuela cada día? ¿Cómo dar clases en espacios abiertos, con distanciamiento y barbijo? ¿Y los baños, cuáles se usarán? ¿Habrá fumigación o pasaremos de incrementar casos de COVID a aumentar casos de enfermes por dengue? ¿Cuánto es el personal que deberá movilizarse para cada plaza? ¿Se respetarán las licencias de les docentes con hijes menores de 14 años? ¿Y para les mayores de 60 años?

Por otro lado, si bien empiezan los días más cálidos con la primavera, septiembre y octubre son los meses más lluviosos con alrededor de 14 días de lluvia por mes en promedio.

De acuerdo con la Resolución 364 del Consejo Federal de Educación, cada jurisdicción debe elaborar un plan en conjunto con la comunidad educativa para evaluar la implementación del protocolo de vuelta a clases. Sin embargo, la Ministra Acuña se niega a abrir el diálogo. Ayer declaró a los medios que “con los sindicatos hablamos exclusivamente de salario, de política educativa no vamos a hablar”.

El martes hubo reunión con los sindicatos docentes en la que adelantó que se iba abonar una suma fija  de 2.500 pesos para el cargo de maestro/a de grado a partir del 1 de octubre que, al ser no remunerativa, no alcanza a les jubilades docentes. Este anuncio sigue sin dar respuesta a los sindicatos que reclaman el cumplimiento del acta salarial del mes de febrero, y que se haga efectivo el fallo judicial para discutir el aumento de las asignaciones familiares que están congeladas desde 2013.

Trotta tiene 5 días para analizar la nueva propuesta.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos