Derechos Humanos

23 septiembre, 2020

Nuevos casos de tortura policial en Mayor Buratovich

Una vecina de la localidad denunció que efectivos de la zona golpearon brutalmente a su hija de 20 años.

Luciana Gimenez, vecina de la localidad de Mayor Buratovich, denunció el último lunes en sus redes sociales que su hija fue víctima de torturas, golpes, arañazos, y patadas en todo el cuerpo por parte de dos policías. Una de estas dos personas implicadas trabaja para la misma comisaría implicada en la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Castro. “Voy a ir hasta las últimas consecuencias”, advirtió Luciana. 

Según relató, su hija fue detenida por la Policía del pueblo. “Me la entregaron llena de golpes y moretones en todo el cuerpo”, aseguró. Además, destacó: “yo sé que mi hija tiene problemas de adicciones, pero no tienen derecho”, refiriéndose a las torturas a las que fue sometida su hija. 

POLICIA CON LAS MANOS SUELTAS COBARDES CON ROPA PAGADA POR EL PUEBLO UN VOTO Y UN JURAMENTO QUEBRADO ..DONDE EL FINAL DE TUS DIAS SE ACABAN !CUANTO DAÑO HACES …

Posted by Luciana Gimenez on Monday, September 21, 2020

En el hospital las cosas no fueron más esperanzadoras. Cuando recibió a su hija en las condiciones que denunció, la llevó al Hospital del pueblo, el Juan Manuel Sartori.  “Ahí le revisaron solo la parte superior, así, por encima”, agregó. 

Uno de los atacantes fue identificado con el apellido de Paso. El hombre vive en Pedro Luro (de donde es la familia de Facundo Castro) y cumple tareas represivas en la dependencia policial del pueblo aledaño. También saben que una mujer policía, a quien buscan identificar, formó parte de la golpiza y tortura.

“¿Van a desaparecer a otra criatura? Veinte años tiene mi hija, tengo una nieta también, voy a ir hasta las últimas consecuencias. Lo hicieron con Facundo ¿ahora lo van a hacer con mi hija? ¿Qué quiere la policía de Buratovich? ¿Más jóvenes muertos?” señaló Luciana Giménez en el video.

La vecina también lamentó en sus redes sociales la poca ayuda que recibió para tratar las adicciones de su hija. “Como mamá no me han ayudado en nada, no me han levantado el tubo para atenderme, he recorrido todas las instituciones buscando ayuda y nadie me atendió” dijo, y añadió que “en Buratovich hay droga, pero los mafiosos de la zona son la policía, los primeros que están metidos. Si me quieren matar no me importa pero antes voy a hablar todo lo que tengo que hablar y a mi hija no me van a tocar más”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos