Educación y Ciencia

26 octubre, 2020

La NASA confirmó la existencia de agua en el lado iluminado de la Luna

El descubrimiento surgió gracias al trabajo del Observatorio SOFIA, que señaló que el agua puede llegar a estar “atrapada” de forma estable en el satélite.

Este lunes la NASA confirmó la “detección inequívoca” de agua en la Luna. Si bien antes se conocían indicios con respecto a este tema, el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA) corroboró que las superficies con agua son mayores a lo que se creía, además de que existe la posibilidad de que se pueda encontrar agua de manera estable en dos grandes áreas, alrededor de los dos polos lunares. En el caso de que el agua sea fácil de extraer, este recurso facilitaría las investigaciones presenciales que se puedan hacer sobre el satélite. 

“SOFIA ha detectado moléculas de agua (H2O) en el cráter Clavius, uno de los cráteres más grandes visibles desde la Tierra, ubicado en el hemisferio sur de la Luna. Observaciones anteriores de la superficie de la Luna detectaron alguna forma de hidrógeno, pero no pudieron distinguir entre el agua y su pariente químico cercano, el hidroxilo (OH)”, explicó la NASA en un artículo.

“Mediciones de esta ubicación revelan agua en concentraciones de 100 a 412 partes por millón, aproximadamente equivalente a una botella de agua de 12 onzas atrapada en un metro cúbico de suelo esparcido por la superficie lunar. Los resultados se aparecen en el último número de la publicación científica Nature Astronomy”, agregaron.

“Teníamos indicios de que H2O, la forma familiar del agua que conocemos, podría estar presente en el lado de la Luna iluminado por el Sol”, dijo Paul Hertz, director de la División de Astrofísica en la Dirección de Misiones Científicas en la Sede de la NASA en Washington. “Ahora sabemos que está ahí. Este descubrimiento desafía nuestra comprensión de la superficie lunar y plantea preguntas interesantes sobre recursos relevantes para la exploración del espacio profundo”, destacó.

“Encontramos que la distribución del agua en el rango de latitud pequeña es el resultado de la geología local, y probablemente no sea un fenómeno global. Por último, sugerimos que la mayor parte del agua que detectemos sea almacenada en vasos o en huecos entre granos resguardados del duro ambiente lunar, permitiendo que el agua permanezca en la superficie de la luna”, recomienda el artículo “Molecular water detected on the sunlit Moon by SOFIA”, publicado en la revista científica Nature Astrology.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos