Géneros

28 octubre, 2020

Justicia patriarcal: María Ovando fue condenada a 20 años de prisión

Imputada por “haber permitido o no haber impedido el abuso sexual” de su hija y su nieta, la mujer enfrenta una pena mayor a la de los mismos acusados por violación, que fueron sentenciados a 18 y 12 años de cárcel.

Este miércoles, el Tribunal Penal 1 de Eldorado, Misiones, condenó a María Ovando a 20 años de prisión, acusada de “haber permitido o no haber impedido el abuso sexual” de una de sus hijas y una de sus nietas. Por el contrario, los abusadores Marcos Iván Laurindo y Lucas Ferreyra recibieron sentencias de 18 y 12 años de cárcel, respectivamente. Ambos fueron identificados como los autores del delito de  “abuso sexual con acceso carnal, calificado por el aprovechamiento de la convivencia preexistente en forma reiterada, agravado por corrupción de menores”.

“Al principio María tenía miedo de participar, pero después fue clara y dijo: quiero hablar y que el fiscal me explique por qué me odia tanto”, dijo Roxana Rivas, defensora de la mujer condenada, a Página 12. María permaneció detenida en el año 2011 luego de ser acusada de “abandono de persona”, tras el fallecimiento de una de sus hijas por desnutrición. En ese momento, el mismo tribunal que este miércoles dictó su sentencia, la había absuelto de los cargos.

La defensa, con el apoyo del Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género, había solicitado la recusación del fiscal Rodríguez, el mismo que había solicitado una pena de cinco años para la mujer en 2011, por “ejercer hostigamiento y estigmatización” hacia la acusada. 

En esta ocasión, Ovando estáprocesada por “haber permitido o no haber impedido el abuso sexual hacia una de sus hijas cuando las mismas ya no vivían con ellas por disposición de la jueza Margarita Potschka, quien en una audiencia realizada el 10 de marzo de 2015, con graves irregularidades, decidió retirarle la guarda de sus hijas menores y entregárselas a los supuestos abuelos paternos”, explicaron sus abogados a Télam.

El Equipo Misionero de Derechos Humanos denunció: “María vivía en la extrema pobreza, a los 37 años había parido 12 hijos. Fue madre a los 14 años, parió sus primeros hijos e hijas en medio de golpes y en algunos casos en la más extrema soledad. El estado solo apareció en su vida para juzgarla”. La defensa de Ovando apelará la sentencia, y anunciaron que no descartan recurrir a organismos internacionales de derechos humanos para denunciar “la falta de perspectiva de género” con la que se llevó adelante el juicio.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos