Mundo Gremial

11 noviembre, 2020

Diputados aprobó la ley contra la violencia y el acoso en el mundo del trabajo

Con 241 votos a favor, la Cámara baja aprobó la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo, que ya contaba con media sanción de Senadores

En medio de una sesión histórica, la Cámara de Diputados aprobó -con 241 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones- la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo. La normativa había obtenido media sanción en la Cámara de Senadores en el mes de julio. 

Entre los principales aportes del Convenio 190 y su Recomendación, se encuentra la definición misma de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo que se instituye como una conceptualización universal para todos los Estados sobre un fenómeno relativamente nuevo. 

En el artículo 1, el Convenio lo define como un “conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables, o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género”.

Así, el enfoque del que parte la normativa se distancia de las miradas tradicionales que ponían en el centro de la escena a la víctima y la intención del agresor -que tenía que tener como fin la exclusión de la persona del ámbito laboral- y que requerían la repetición en el tiempo de conductas lesivas. Desde esta nueva mirada, poco importa si una persona es más o menos permeable a la violencia y el acoso, lo que interesa es la conducta del agresor. 

Por esa razón, la Recomendación 206 que complementa al Convenio, sugiere la inversión de la carga de la prueba: ya no es la persona en situación de violencia quien debe brindar las pruebas del hostigamiento más allá de algunos indicios, sino el agresor el que tenga que probar que no hubo tal violencia.

Fabiana Sosa, quien integró la delegación argentina que asistió a la 108ª reunión de la Conferencia de la OIT donde se aprobó el Convenio y su Recomendación complementaria, dijo a Notas el año pasado que la normativa “tiene gran alcance con relación a la articulación con los sindicatos, porque en muchas partes los compromete a tomar acción. Además, manda a adecuar la legislación nacional a la normativa internacional, ‘en consulta’ con las organizaciones de empleadores y de trabajadores”.

Con la votación en la Cámara de Diputados, la Argentina se convirtió en el tercer país del mundo que aprobó la ratificación del Convenio, luego de Uruguay y Fiji. “Este es un importantísimo paso para avanzar en leyes específicas sobre trabajo decente, asegurando el derecho a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso”, dijo Silvana Ginocchio, diputada del Frente de Todos, durante su intervención. El Convenio entrará en vigor el 25 de junio de 2021.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos