Mundo Gremial

12 noviembre, 2020

“Las mujeres se siguen muriendo por abortos mal practicados, en la clandestinidad o criminalizadas”

En el marco de este Noviembre Verde entrevistamos a Karina Nicoletta, trabajadora del Subte y Secretaria de Género de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP/ Metrodelegades), quien reflexionó sobre el rol del sindicalismo feminista en relación a la legalización del aborto y la situación de las mujeres y disidencias en la Ciudad de Buenos Aires.

Crédito: Paula Somoza

Gisela Commisso*

COMPARTIR AHORA

Constituir una fuerza política alternativa en la Ciudad de Buenos Aires que reúna a todos aquellos sectores que vienen dando pelea a las políticas neoliberales desde el lugar de la resistencia pero, fundamentalmente desde la organización, es una prioridad. En esa clave, dialogamos con Karina Nicoletta, trabajadora del Subte y Secretaria de Género de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP/ Metrodelegades). 

¿Qué significado podes darle a este Noviembre Verde tan particular, pensando en este contexto de pandemia, en tu espacio sindical y de trabajo?

Desde AGTSyP/ Metrodelegades somos parte como sindicato de la agenda del movimiento feminista y fomentamos la participación de las trabajadoras en esos espacios. Así lo venimos haciendo profundamente en estos últimos años, participando activamente y levantando las reivindicaciones del movimiento de mujeres, del feminismo en su conjunto. Las trabajadoras del subte asumimos colectivamente entre nuestras demandas la necesidad urgente del derecho a la interrupción legal del embarazo.

En el marco de las masivas movilizaciones y vigilias históricas en las calles por aborto legal, realizamos una intervención en las diferentes estaciones de subte para exigir por la sanción de la ley conjuntamente con la Campaña Nacional por el Aborto Legal, el colectivo Ni Una Menos y más de 70 organizaciones feministas: La “Operación Araña”.

El pasado 4 de noviembre adherimos a la convocatoria federal de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, siendo partes de una inmensa Caravana Verde en las calles de la ciudad. Con los cuidados pertinentes en el contexto de pandemia nos movilizamos porque consideramos que es urgente, es prioridad y representa la correlación de fuerzas que hemos sabido construir desde el feminismo en la organización, en la masividad colectiva de este reclamo más vigente que nunca. En Argentina las mujeres se siguen muriendo por abortos mal practicados, en la clandestinidad o criminalizadas.

Como militante del proyecto político nacional y popular referenciado en el Frente de Todes reivindico  yo expresiones vertidas por el presidente Alberto Fernández y finalmente la necesaria decisión política del Ejecutivo,  tal lo manifestado en las últimas horas por la Vilma Ibarra (Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación), de avanzar en el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. 

Creo que como sociedad tenemos la oportunidad histórica de saldar finalmente esta deuda de la democracia para con las mujeres y personas gestantes. Desde nuestra organización sindical hemos llevado a cabo durante las últimas semanas  intervenciones con carteles en las diferentes líneas y sectores del subte, haciendo visible esta demanda colectiva con la consigna “Es Urgente. #AbortoLegal2020”, porque es centralmente una cuestión de derechos humanos, de salud pública y justicia social.  

¿Cómo visualizas al movimiento feminista y disidente,  particularmente pensando en CABA y en la campaña por el derecho al aborto?

Creo que es fundamental el rol y la capacidad de acción transformafora del movimiento feminista y disidente en CABA. Ha sido muy importante en ese sentido la construcción llevada a cabo en el marco de la campaña por el derecho al aborto, desde la heterogeneidad y la transversalidad. En una ciudad profundamente desigual, tras 13 años de macrismo y políticas neoliberales, las condiciones de vida de la ciudadanía se han visto precarizadas en detrimento de los sectores populares cuya situación se ha agravado criticamente en el contexto de pandemia.

Entre los sectores más perjudicados se encuentran las mujeres y personas LGTBI+, quienes no han tenido ninguna respuesta del Gobierno de la Ciudad frente a la situación de hambre, pobreza, hacinamiento y falta de ingresos. Por el contrario, ante la ausencia de políticas sociales por parte de Larreta ha sido imprescindible la respuesta de los sectores organizados de la comunidad, sosteniendo dichas necesidades de manera colectiva.  Es prioridad, a mi entender, constituir una fuerza política alternativa en la Ciudad de Buenos Aires. que reúna a todos aquellos sectores que venimos dando pelea a las políticas neoliberales desde el lugar de la resistencia pero fundamentalmente desde la organización.

*Trabajadora del subte y lesbiana.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos