Batalla de Ideas

19 noviembre, 2020

Memes: hacia la enseñanza del pensamiento crítico

Llegaron de la mano de los centennials, se propagan a la velocidad de la luz y tanto celebridades, políticos y hasta fetos pueden convertirse en uno de ellos: los “memes” se constituyen como la nueva sátira en la era de la comunicación digital. Decidimos poner el foco en esta herramienta que permite alzar la voz y visibilizar ciertos temas que no están en la agenda mediática.

Laura Mercedes Tomala y María Florencia Domínguez*

COMPARTIR AHORA

Origen

El término “meme” tiene su origen en 1976, año en que se publicó el libro del biólogo Richard Dawkins, El gen egoísta, donde se utiliza el neologismo “meme” para referir a la unidad mínima de transmisión cultural en las personas, análogo al concepto de gen y, en consecuencia, sujeto a las mismas reglas básicas de la evolución. Los genes se replican, los memes se viralizan. 

En la actualidad, el concepto de meme se refiere a una pieza de humor gráfico y comunicación que forma parte de la cultura digital, que se destaca por su alta capacidad de ser modificable, distribuido y viralizado a través de las redes sociales. En los memes encontramos una característica vinculada al sentido de pertenencia, en cuanto a la construcción y representación de creencias compartidas. Los usuarios replican contenidos conforme a sus valores, símbolos, cultura, entre otras sensibilidades que definen a sus comunidades. Pero, ¿qué hace tan pregnante al meme? Un elemento fundamental para su iteración resulta ser el uso del humor, el sarcasmo, la broma y el chiste. Tal como planteaba Freud, el humor como herramienta transformadora es opositor, cuestionador y transgresor. 

La investigadora en ciencias sociales especializada en los estudios de la juventud, Rossana Reguillo Cruz toma al meme como un importante elemento de la comunicación de las juventudes, y destaca la acción conectiva, la imaginación, y el factor generacional que juega a favor de las insurrecciones, en tanto supone dos elementos claves: altas destrezas tecnológicas y tramas simbólicas (y epocales) compartidas. Si bien destacamos como característica propia del meme la insurrección, cabe tener en cuenta que este elemento de comunicación está al servicio tanto de jóvenes que se sienten representados por movimientos revolucionarios de izquierda como por grupos reaccionarios de ultraderecha. Otro dato de la experiencia meme es que continúa en los comentarios, y así reúnen múltiples sentidos.

Los memes como herramienta de comunicación en las juventudes

El avance tecnológico, la convergencia digital, el uso de internet, la velocidad de wifi, los datos móviles, cambiaron la forma de relacionarnos y comunicarnos.

Respecto al vínculo de los adolescentes con las redes sociales consultamos al Director de la Organización Comunitaria Juvenil del Instituto Nacional de Juventudes, Tomás Lerner, quien manifestó: “Las nuevas generaciones cada vez tienen más incorporadas las herramientas digitales y hay una agilidad casi natural que está cambiando la manera de vivir y de relacionarnos, pero insisto en que no hay que generalizar porque muchos pibes y pibas aún no tienen acceso”. 

La inmediatez en que se genera una pieza gráfica y la velocidad a la que se reproduce, difunde y viraliza, son elementos clave al momento de intentar comprender los efectos en la comunicación que generan los memes. 

Las y los adolescentes consumen, producen, comparten, crean y aprenden en entornos digitales, y de ese modo están desarrollando por fuera de la educación tradicional habilidades para la producción y gestión de esos contenidos, en el que adquieren un rol de prosumidores, distribuidores y viralizadores.

Memes por el aborto legal

Este martes el presidente Alberto Fernández anunció que enviará al Congreso el proyecto de ley de legalización del aborto que se debatirá “desde el punto de vista de la salud pública”. Es un hecho: se vuelve a debatir la ley del aborto, vuelven los memes. 

En 2018 cuando se decidió discutir la legalización del aborto en Argentina nos encontramos con un festival de memes del “feto ingeniero”. Se trataba de una alusión a la marcha que realizaban los grupos autoproclamados pro vida que están en contra del derecho al aborto legal, seguro y gratuito, a la que asistieron con un feto gigante de papel mache, y con imágenes de festos acompañados por la frase “yo quiero ser ingeniero”. Las risas y la complicidad de los grupos que se manifestaban en las antípodas se vieron reflejadas en numerosos memes.

En la búsqueda por contrarrestar el poder establecido, los jóvenes que forman parte de movimientos insurgentes utilizan el meme como herramienta para disputar sentidos, alzar la voz y posicionar una idea. Ryan M. Milner, en su obra The World made meme, caracteriza a los memes como construcciones discursivas que se utilizan para articular argumentaciones y a su vez permiten la participación de muchas voces, aún en medio de una desigualdad persistente.

Los movimientos o grupos de jóvenes que buscan visibilizar una lucha determinada a favor o en contra de una causa en particular, ya no sólo salen a las calles a manifestarse, sino que saben que la disputa tiene lugar en Internet, y que el panfleto político hoy puede ser reemplazado por un meme que puede llegar a muchas más personas, impactar con su mensaje, y dejar en claro esa postura en contra de una autoridad o irregularidad. 

Como ejemplo de este tipo de movimientos podemos valernos de las agrupaciones de jóvenes feministas. La llamada “revolución de las hijas” se puso en marcha no sólo en las calles, sino también en los memes para acompañar sus reclamos en contra del patriarcado.

La manifestación, las mujeres con sus pañuelos verdes y el clamor popular estaban en la calle, pero también en los memes. Había una necesidad no sólo de hacer humor sino también de sumarse a una lucha, a un colectivo y de hacer llegar ese mensaje lo más lejos posible. A través del meme se pudo emitir una comunicación en clave feminista, creando comunidad de personas con la misma ideología.

La natividad digital es un atributo propio de la juventud de nuestros tiempos, les jóvenes son autodidactas de las tecnologías digitales, que forman comunidades culturales en redes sociales y aprenden a comunicarse en ese escenario fuera de la educación tradicional. En esta era digitalizada tener la habilidad de utilizar las nuevas formas simbólicas para comunicarnos y alzar la voz ante denuncias sociales que escapan al discurso hegemónico es una forma de resistir y enfrentarnos a las consecuencias de la erosión del entendimiento empático. 

Dado que no podemos pretender que el conflicto social se resuelva bajo las formas comunicacionales del siglo pasado, en la actualidad el meme puede ser la respuesta como acción socialmente responsable. 

El papel fundamental de la alfabetización en nuevas tecnologías junto al pensamiento crítico bien puede ser el camino para apropiarnos de las herramientas que brinda la digitalización como camino a una emancipación simbólica en contraposición a la construcción del capitalismo de plataformas. Estamos convencidas de que el camino es encontrar las grietas que permitan hacer crujir las estructuras desde la apropiación del lenguaje digital.

*Integrantes del equipo de investigación del proyecto “Desafíos de la imagen y la visualidad: sobre los Estudios Visuales como lenguaje y metodología de una aproximación renovada a las Industrias Culturales” (2018-2020) de la Especialización en Industrias Culturales en la Convergencia Digital UNTREF

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos