Batalla de Ideas

4 diciembre, 2020

Del sueño de la “aldea global” a la pesadilla del trumpismo

Acerca de “En las ruinas del neoliberalismo, el ascenso de políticas antidemocráticas en Occidente”, de Wendy Brown.

Crédito: Lobo Suelto

Fernando Toyos

@fertoyos

COMPARTIR AHORA

¿Qué es esto? ¿Autoritarismo, fascismo,
populismo de derecha, democracia antiliberal,
liberalismo antidemocrático, plutocracia de derecha?
¿O es otra cosa?

¿Cómo se combinan el liberalismo económico con la más estricta moralidad para producir una forma de organización en la que lo social resulta objeto de un permanente ataque? ¿Cómo deben leerse las apelaciones nacionalistas -“Hacer a EE.UU. grande de nuevo”, “Francia para los franceses”, “Hagamos que Suecia siga siendo sueca”, etcétera-  de los distintos exponentes de lo que podemos denominar rápidamente como neoliberalismo antidemocrático? En un trabajo claramente motivado por la traumática experiencia -¿pasada?- del trumpismo, la filósofa y politóloga estadounidense Wendy Brown desarrolla un análisis exhaustivo de las bases políticas, sociales y morales de las derechas autoritarias.

Acaso insinuando que se trata de un ejercicio abierto, inacabado, el libro en cuestión se estructura en torno a cinco capítulos, precedidos por una introducción pero sin conclusiones o reflexiones finales. El fenómeno del neoliberalismo autoritario sigue su curso y, pese a una cierta situación de repliegue que bien puede ser coyuntural, sería un grave error darlo por concluido. Esta expresión política -sostiene Brown- descansa sobre la intensificación de la desigualdad propiciada por el neoliberalismo “democrático”, procesos que sentó las bases para una explosión catalizada por los flujos migratorios Sur-Norte. Declarándose heredera de las tradiciones “neo-marxista” y foucaultiana, sin embargo, la autora señala que ninguna de estas vertientes le otorga a la dimensión moral de estos proyectos neoliberales la proporción que le corresponde. Leyendo a contrapelo a los grandes popes del pensamiento neoliberal, entre los que se destaca a Friedrich Hayek y la escuela ordoliberal alemana, el trabajo se propone realizar una radiografía de este neoliberalismo autoritario en desarrollo.

En los primeros dos capítulos, la autora sostiene que el ataque sobre lo social y lo político constituyen rasgos distintivos de estas expresiones de derecha. Es la propia existencia de la sociedad -dice Brown- y su ubicuidad como lugar de la justicia y el bien común lo que el neoliberalismo se propone destruir de forma conceptual, normativa y práctica. En los Estados Unidos se utiliza el término “guerreros de la justicia social” (social justice warriors) a cualquier iniciativa que promueva la igualdad, los derechos civiles e inclusive la educación pública. Algo de esto pudimos experimentar en nuestras latitudes, cada vez que la experiencia de PRO/Cambiemos se propuso embestir -con mayor o menor grado de éxito- contra ciertos elementos considerados pilares de nuestra constitución como sociedad: le lectore recordará las declaraciones respecto de quienes “caímos” en la educación pública, la estigmatización sistemática de las organizaciones gremiales e incluso el intento de avanzar por la via judicial por sobre el consenso de los Derechos Humanos, a propósito del polémico fallo del 2×1. Les lectores podrán imaginar cuánto más profundo resultó este avance en los EE.UU., en donde el desparpajo de Trump hace palidecer a nuestro ex presidente. 

Como recordaba Burawoy en su prólogo del trabajo de Rodolfo Elbert -que reseñamos hace dos semanas– la sociedad argentina constituye un reservorio de identidad clasista y organización popular que -según el sociólogo británico- son un muro de contención contra el avance de estas expresiones autoritarias. Sin embargo, el inusitado crecimiento de figuras como Patricia Bullrich, Javier Milei y José Luis Espert deberían contribuir a moderar nuestro optimismo. Por otro lado, la proliferación de denuncias de corrupción nos advierte que -más allá de la veracidad o no de las mismas- existe un ataque al Estado y a la misma noción de la administración pública que sintoniza con lo analizado en el segundo capítulo. 

¿Con qué debe sustituirse lo social desmantelado? ¿Qué debe erigirse en lugar de la política? Los capítulos 3 y 4 analizan, a partir de lecturas teóricas y de la revisión de escándalos político-judiciales de aparición reciente en Estados Unidos, la forma en la que el neoliberalismo autoritario se propone expandir la esfera de la vida privada, en un sentido que podemos describir -parafraseando al aleman Jurgen Habermas- como la colonización del mundo de la vida.

El episodio de un pastelero que, habiéndose negado a hacer una torta para un matrimonio entre personas del mismo sexo, se erigió como estandarte de la “defensa de la libertad” contra los “ataques” provenientes de la “ideología de género” es muy elocuente en este sentido. Precisamente, serán los avances del movimiento de mujeres y disidencias los que alimentarán el análisis del último capítulo, ya que la pérdida del lugar privilegiado de los varones blancos cis-heterosexuales será un objeto privilegiado en la mirada de Brown: el reclamo por estos privilegios perdidos será, según la autora, un elemento fundamental en la articulación entre el ataque a la sociedad civil y la esfera política, la expansión de las moralidades y relgiosidades individuales y la lucha contra el igualitarismo. 

El trabajo de Wendy Brown no puede sino ser un aporte a una reflexión colectiva, rigurosa y en desarrollo, que busca desentrañar un fenómeno que, más allá de sus derrotas, no ha dado signos de agotamiento. La lectura de En las ruinas constituye un ejercicio de enorme valor para la militancia popular y el campo cultural y académico socialmente comprometido, aportando a comprender mejor a los exponentes autóctonos del neoliberalismo autoritario, a partir de su inserción en el marco de su conformación global.

En las ruinas del neoliberalismo, el ascenso de políticas antidemocráticas en Occidente será próximamente publicado en español por la editorial Tinta Limón. La introducción en español puede leerse aquí.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Batalla de Ideas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos