Nacionales

12 enero, 2021

El gobierno dio marcha atrás y eliminó las restricciones a la exportación de maíz

Una vez que concluyó la negociación con los principales referentes de la agroindustria, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca sustituyó el límite de 30 mil toneladas para la exportación del maíz “por un monitoreo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el compromiso del sector privado”.

El último martes comenzó la negociación entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca con los representantes de la mesa intersectorial del maíz conformada en el marco del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), a partir de los conflictos iniciados por las empresas cuando el gobierno paralizó la exportación del grano.

En un principio, el gobierno había congelado la exportación del maíz hasta el mes de marzo, pero ante la amenaza de un cese de la producción por parte de las patronales agrarias terminaron flexibilizando la medida, aunque con una restricción. Finalmente, la cartera agropecuaria decidió “sustituir el límite de 30.000 toneladas diarias de exportación por un monitoreo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el compromiso del sector privado”, según informaron mediante un comunicado.

“Tal como nos comprometimos estos encuentros nos permiten continuar avanzando en compatibilizar los intereses privados con la necesidad del estado de garantizar los bienes esenciales en todo el territorio nacional”, dijo el ministro de Agricultura, Luis Basterra. 

Por otro lado, la cartera informó que se va a consensuar con las empresas “un acuerdo de largo plazo con los sectores consumidores y proveedores de maíz, en sintonía con el Programa Nacional Precios Cuidados, en el que se habló como ejemplo de la constitución de un Fideicomiso de larga duración como solución estructural y método de desacople entre el mercado internacional y el de abastecimiento a transformadores de maíz”.

Días antes, productores agrarios nucleados en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular habían dado su apoyo a las medidas restrictivas presentadas por el gobierno nacional, destacando que, a diferencia de las patronales agrarias, “las y los agricultores familiares campesinos, indígenas y pescadores artesanales somos el campo profundo: producimos la mayor parte de los alimentos que consume el pueblo argentino, criamos animales y vivimos en las tierras que cultivamos”.

“La avaricia de los sectores exportadores más favorecidos no puede convertirse en la moneda de cambio del hambre de nuestras niñas y niños. Mucho menos en medio de la pandemia del Coronavirus, cuando la mayor parte de la población venimos realizando enormes esfuerzos para salir adelante”, destacaron.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos