Economía

10 febrero, 2021

Economía en 2021, que comience el juego

Algunos tópicos a saber para repasar en el año que recién empieza. La pandemia continua, asimismo la economía no para y existen varios frentes que el gobierno debe encarar de manera análoga si aspira a tener un año electoral aceptable.

Germán Gambetta*

COMPARTIR AHORA

El negociador

En un año clave para las negociaciones de la deuda ya sea con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Club de París, entre otros, lo más razonable sería trazar un panorama para alcanzar un programa crediticio sostenible a lo largo del tiempo. Las conversaciones entre Argentina y el FMI están avanzadas, de manera que se lo puede considerar como una buena noticia. Según palabras del Ministro de Economía, Martín Guzmán, que tuvieron lugar en una entrevista brindada a C5N, este da a entender que, no hay que desesperarse para lograr un acuerdo rápido, por lo tanto, se debe establecer un programa que beneficie de la mejor manera a nuestro país.

Recordemos que, desde el gobierno se busca obtener un Acuerdo de Facilidades Extendidas para modificar los pagos del programa stand by suscripto en aquel junio de 2018. La ventaja de estos acuerdos es que, se permitiría aplazar los vencimientos hasta diez años. Cabe destacar que la deuda con el FMI es actualmente de u$s44.800 millones. En este aspecto, los pagos que se estipulen no deberían superar los u$s 2.000 o u$s 3.000 millones anuales ya que cifras mayores complicarían el programa de pagos estipulado de los bonos emitidos en agosto del año pasado a raíz de la renegociación y post reestructuración de parte de la deuda externa privada.

Dentro de la misma entrevista el titular del Palacio de Hacienda desliza que finalizar las negociaciones antes de mayo sería aceptable ¿Por qué ese mes en específico? Para evitar caer en default con el Club de París, uno de tantos acreedores de nuestro país, esto es así ya que en ese periodo el gobierno afronta un pago de más de u$s 2.000. La Argentina debía afrontar el desembolso de dicho monto en abril del 2020 y solicitó un aplazarlo por un año, facultad prevista en el contrato. El Club de París es un consorcio integrado por 19 países acreedores de deuda originada exclusivamente en transacciones comerciales, cuya función principal es coordinar formas de pago y renegociar en forma conjunta esos pasivos.

De esta forma presenciaremos una aceleración en el ritmo de negociaciones con el FMI para los próximos meses con el objetivo de cerrar un acuerdo, asumiendo que luego deberá ser aprobado por el Congreso Nacional Argentino, aunque el paso por este último no sea obligatorio, y por el directorio del organismo fundado en 1945. Recordemos que los países miembros tienen distintos pesos dependiendo ciertas características, como el PIB de cada país, su volumen de reservas, etc. Es por esto que los diálogos que se pueden tener con el presidente Joe Biden de Estados Unidos o la canciller Angela Merkel de Alemania son claves, puesto que estos países forman parte del grupo con mayor poder e influencia dentro del Fondo.

Los negociadores

De la misma entrevista mencionada un poco más arriba se pueden observar distintas palabras o frases que nos dan indicio del camino que quiere tomar el gobierno de aquí en más, o al menos hasta fin de año. Por ejemplo, se puede extraer “…los salarios tienen que crecer más que los precios…”. El contexto de estas palabras es fácil de entender, pero se complejiza al momento de querer ahondar en las negociaciones de las paritarias. Por lo pronto sabemos que para esta semana el gobierno convocará a gremios y empresas con el fin de avanzar en un acuerdo de precios y sueldos para este 2021.

Para poder seguir se debe tener en cuenta un hecho fundamental, los salarios reales de los trabajadores argentinos vienen mermando mes a mes, esto da la pauta de porqué una política económica del gobierno actual es recuperar parte de las mencionadas remuneraciones. Como se desprende del gráfico 1, podemos observar que los salarios reales de los trabajadores están muy por debajo del período base, enero de 2017. De esta manera se llega a la conclusión de que, después de tres años de caída ininterrumpida del salario real y con un recorte del poder adquisitivo que promedia el 25%, la reactivación exige que el consumo repunte, más aún sabiendo que el mismo representa casi el 70% del Producto Bruto Interno (PBI).

Nota: IPC = índice de precios al consumidor, CBA = canasta básica alimentaria, CBT = canasta básica total.
Fuente: Índice de Salarios Reales del OPEN, elaborado en base a INDEC

La carrera que se aproxima de precios versus salarios en un año electoral, sumándole una inflación reprimida que a la vez es fogoneada por el ritmo de devaluación del peso argentino realmente es una odisea. Dentro de esta “carrera”, uno de los primeros gremios en llegar a un acuerdo fue el de los bancarios, donde se acordó fijar un aumento del 29% para el año en curso. Este acuerdo está dentro del margen buscado por el gobierno argentino porque se busca que, tanto sindicalistas como empresarios logren sellar paritarias por encima o al mismo de la inflación proyectada en el Presupuesto 2021, siendo está del 29% exactamente igual al número acordado entre el gremio y las cuatro cámaras del sector bancario.

El recaudador

La recaudación del gobierno en el primer mes de 2021 creció fuertemente en términos reales, alrededor del 8%, esto quiere decir que creció más que la inflación interanual, esto es bueno y mejora cuando sabemos que sucedió lo mismo en los últimos tres meses ¿Pero de dónde sale el 8%? Es la diferencia entre el aumento nominal de la recaudación (enfrentada con la del mes anterior) menos la inflación de los últimos doce meses, si lo ponemos en números esto sería 46,6% – 38% = 8,6%. Sin embargo, observamos que dos de los tributos de mayor importancia y más asociados con lo que es la actividad económica, el impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente, popularmente conocido como “impuesto al cheque”, siguen perdiendo frente a la inflación interanual, por ello podemos llegar a la conclusión de que la recuperación de la recaudación no está siendo impulsada por la actividad económica.

A modo de cerrar algunas ideas es necesario resaltar que, si bien lo ideal es llegar a buen puerto en las negociaciones tanto con el FMI como las que prosigan con el Club de París, en caso de que se necesite rever la hoja de pagos futuros no se puede asegurar a ciencia cierta el cumplimento de dichos pactos, y más teniendo en cuenta el pasado financiero de nuestro país. Se espera que el repunte de la economía, proyectada para este 2021, sea el puntapié inicial para que se pueda crecer hacia adentro lo suficiente como para retornar el sendero de un salario que le valga a los trabajadores y a la vez se honren las deudas que se tomaron en un pasado.

*Integrante del Observatorio de Políticas Públicas para la Economía Nacional (OPEN)

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos