El Mundo

18 febrero, 2021

Apagón informativo: Facebook bloqueó a los medios de comunicación australianos

La empresa de Mark Zuckerberg lanzó un comunicado repudiando un proyecto de ley que los obliga a pagar a los medios de comunicación por el contenido que se publica en la red social.

Desde este jueves, Facebook bloqueó en Australia a todos los medios de comunicación nacionales y extranjeros en respuesta a un proyecto legislativo que propone que la empresa, junto con Alphabet -la empresa multinacional matriz de Google-, pague a los medios de comunicación por los contenidos que se publican en la red social. La normativa obtuvo media sanción de la Cámara de Representantes australiana, y será tratada en el Senado la próxima semana.

“Grandes noticias: horas después de que Google llegara a un acuerdo con News Corp, Facebook aprieta el gatillo y restringe a los editores y a las personas compartir enlaces de noticias en Australia”.

“La ley propuesta malinterpreta fundamentalmente la relación entre nuestra plataforma y los editores que la utilizan para compartir contenido de noticias”, expresó el CEO de Facebook en Nueva Zelanda y Australia, William Easton. En ese sentido, destacó que el Gobierno los enfrentó a una “dura” elección: “Cumplir con una ley que ignora las realidades de esta relación, o dejar de permitir contenido de noticias en nuestros servicios en Australia. Con el corazón apesadumbrado, elegimos lo último”.

“Compartimos el objetivo del gobierno australiano de apoyar a las organizaciones de noticias que tengan dificultades, en particular los periódicos locales, y nos hemos comprometido ampliamente con la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores que lideró el esfuerzo. Pero su solución es contraproducente para ese objetivo”, agrega el comunicado.

Además, Easton detalló que “los productos y servicios de Facebook en Australia que permiten que familiares y amigos se conecten no se verán afectados por esta decisión”, y que su “compromiso global con las noticias de calidad en todo el mundo tampoco cambiará”. Sin embargo, el escrito concluye destacando que “una regulación exitosa, como el mejor periodismo, se construirá en base a hechos. En este caso, no lo es”.

Josh Frydenberg, ministro australiano de Finanzas, calificó la medida corporativa como “inútil y autoritaria”. Además, el responsable de la cartera de Comunicaciones, Paul Fletcher, dijo a la BBC que “Facebook necesita pensar con mucho cuidado sobre lo que esto significa para su reputación y prestigio”.

La decisión afecta a cuatro grupos, según describieron desde la empresa: a los medios australianos, que no se les permite compartir o publicar cualquier contenido en las páginas de Facebook; a los usuarios australianos, que no podrán ver o compartir contenido de noticias nacionales o internacionales; y a los medios y usuarios del resto del mundo, que tampoco podrán compartir sus publicaciones ni acceder a las del país oceánico.

¿Qué pasa con Google entonces?

A diferencia de Facebook, Google logró llegar a pequeños acuerdos conciliadores con empresas de comunicación para adaptarse a la -posible- futura normativa. Un ejemplo es el convenio que consensuó con News Corp, una de las principales agencias mediáticas de Australia que concentra gran parte del mapa de medios.

¿De qué se trata el proyecto de ley?

Según la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC), el 95% de las búsquedas virtuales realizadas en el país son a través de Google. En ese sentido, el ente regulador se enfocó en estudiar cuál es el impacto que tienen estas empresas sobre los medios de comunicación a partir del dominio de la publicidad: el 53% de las inversiones publicitarias van para Google, el 28% para Facebook, y el resto se distribuye entre pequeñas empresas.

Es por esto que desde la ACCC impulsaron una ley que permita igualar las condiciones, y que tanto Facebook como Alphabet (Google) paguen por los contenidos -caros de producir, baratos de difundir- que replican de los medios de comunicación. Si bien desde las empresas aseguraron que no tienen problema con pagar lo que se les pida, el conflicto lo encuentran en “que se les diga cuánto tienen que pagar”.

Tal como lo explicó Iván Schuliaquer, politólogo, docente e investigador experto en medios de comunicación, Facebook publicó días atrás un anuncio de página completa en The New York Times pidiendo nuevas regulaciones. “Hoy muestran que no van a aceptar las que no les den beneficios directos”, agregó en sus redes sociales.

“Borren Facebook”

A partir de la medida restrictiva de la empresa estadounidense, se difundió una campaña de boicot por todo el mundo que invita a los usuarios a eliminar sus cuentas de la red social. “Borren Facebook”, “Boicot a Zuckerberg” y “Facebook Tenemos Que Hablar” fueron algunas de las tendencias mundiales del último jueves.

“Por si no estaba claro, Facebook no es compatible con la democracia. Amenazar con poner a todo un país de rodillas para aceptar los términos de Facebook es la máxima admisión del poder monopólico”.

Si llegaste hasta acá es porque te interesa la información rigurosa, porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. NOTAS Periodismo Popular cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada.

Aportá a Notas

¿Querés uno de nuestros libros?

Podés conseguirlo a precio promocional haciendo click en la imagen. ¡Escribinos y te contactamos para hacértelo llegar!

Conseguilos